Guía de compra

Guía de compra de impresoras

11 mayo 2016

11 mayo 2016

Buying Guide

¿Vas a comprar una impresora? Te contamos a qué debes prestar atención.

¿Láser o de inyección?

Para elegir bien debes tener claro qué uso le vas a dar a la impresora: qué tipo de documentos imprimes habitualmente y con qué frecuencia.

Las impresoras láser son rápidas e imprimen texto con gran calidad pero si tu idea es imprimir fotos, mejor optar por un modelo de inyección de tinta.

Los cartuchos de tóner en general duran más que los cartuchos de una impresora de inyección de tinta: si imprimes mucho no tendrás que reemplazar los cartuchos con tanta frecuencia.

Si por el contrario imprimes tan sumamente poco que temes que incluso se te pudiera secar la tinta de los cartuchos (algo que muy rara vez ocurre), tienes dos opciones: elegir una impresora que integre el cabezal de impresión en el propio cartucho (es el caso de las impresoras que usan 2 cartuchos de tinta) o elegir un modelo láser.

Los costes de impresión por página son similares en las impresoras láser y en los modelos de inyección de tinta, sin embargo en algunas impresoras de inyección de tinta el consumo se dispara si se usan esporádicamente, algo que no ocurre con la tecnología láser.

Dentro de las impresoras láser se encuentran algunos modelos LED, como Brother HL – 3040CN y la impresora Dell 1250c. Las impresoras LED, a diferencia de las láser, utilizan multitud de diodos emisores de luz para cargar eléctricamente las zonas del tambor donde debe adherirse el tóner. Se supone que este tipo de impresoras deberían ser más compactas, silenciosas, económicas y ahorradoras de energía. Aunque en el caso de este aparato, no supone una mejoría significativa.

El precio de compra es lo que claramente inclina la balanza a favor de las impresoras de inyección. Una impresora láser a color cuesta tanto como una impresora multifunción de inyección de tinta… pero claro, con una de éstas, además de imprimir, puedes escanear, fotocopiar o incluso enviar un fax.

El número de cartuchos importa…

En las impresoras láser el número de cartuchos es siempre el mismo, uno para cada color: negro, cian, magenta y amarillo. En las impresoras de inyección de tinta sin embargo, las opciones se multiplican. Las hay que utilizan 2, 4, 6 o incluso más cartuchos.

Las impresoras que utilizan sólo 2 cartuchos tienen un cartucho negro y otro tricolor. Si alguno de los colores del cartucho tricolor se agota, es necesario reemplazar el cartucho entero, con el consiguiente desperdicio de tinta. En estos casos el cabezal de impresión se integra en el propio cartucho por lo que, si resultara dañado, un nuevo conjunto de cartuchos solucionaría el problema. Sin embargo, el cabezal integrado en el cartucho también dificulta el uso de cartuchos compatibles por ejemplo.

Las impresoras con más de 4 cartuchos generalmente están vinculadas a la impresión fotográfica. Los cartuchos adicionales están destinados a mejorar la calidad de las fotos impresas pero también hay que tener en cuenta que reemplazar un conjunto completo de cartuchos resultará en general más caro.

… y su capacidad también

Sustituir un conjunto de cartuchos puede resultar igual o más caro que adquirir una impresora nueva. Además, al comprar la impresora se incluye con ella un conjunto de cartuchos pero su capacidad no es necesariamente la misma que la de un cartucho normal.

Si imprimes a menudo, antes de comprar una nueva impresora comprueba si hay disponibles cartuchos de alta capacidad o paquetes económicos de varios cartuchos ya que en ambos casos el coste de impresión por página se reduce.

Para comparar unos cartuchos con otros puedes utilizar como referencia la capacidad del cartucho si se indica, junto con el número de páginas impresas según la norma ISO24711 o su equivalente en cartuchos de tóner.

Los cartuchos de tóner imprimen mayor número de páginas por lo que son particularmente caros, 65 € de media por cartucho frente a los 15 € de los cartuchos de tinta. Reemplazar el conjunto completo de cartuchos de tóner supone un desembolso más que considerable.

El equipamiento, un plus

La mayoría de las impresoras incluyen Wi-Fi para su conexión a la red doméstica y muchas permiten imprimir desde el móvil o desde Internet. La impresión automática a doble cara y la opción de imprimir en blanco y negro cuando se agota algún color resultan sumamente interesantes. La bandeja de alimentación automática multifunción es útil cuando hay que escanear o fotocopiar a menudo documentos de varias páginas pero también hace que la impresora sea más voluminosa. Aunque no es lo más habitual, también es posible encontrar modelos que permiten imprimir e incluso escanear en tamaño A3.

Impresoras 3D… ¿tan útiles como parecen?

A pesar de que su utilizad es discutible, la primera impresora 3D en comercializarse, presenta un concepto innovador de impresión en 3D que algunos fabricantes aseguran que acabará dominando en el futuro. Se trata de la impresora MakerBot Replicator 2. La Replicator 2 está a la venta online para todo el público y su precio ronda los 1.750 euros.


Imprimir Enviar por email