Noticia

Sony HDR GW55 VE: videocámara de bolsillo

16 agosto 2012

16 agosto 2012

Con su nueva videocámara de bolsillo, que combina las prestaciones de una cámara estándar con la portabilidad de un modelo portátil, Sony ha conseguido su objetivo: sin sacrificar ninguna funcionalidad, permite a deportistas y mochileros tener a mano una cámara de video ligera, resistente e impermeable. Tanta virtud tiene precio: 549 euros.

Buena calidad de vídeo

En buenas condiciones de luz natural o de iluminación artificial, las grabaciones hechas con esta videocámara no te decepcionarán.

La calidad de la imagen está más cerca de la de una cámara de vídeo clásica que de la de una videocámara de bolsillo: el estabilizador de imagen y el autoenfoque funcionan muy bien y la calidad de vídeo es mejor que la que ofrecían modelos similares de sus competidores Sanyo y Toshiba.

Por otro lado, el dispositivo puede reconocerse directamente por Windows y las grabaciones son reproducibles sin necesidad de conversión con Windows Media Player de Windows 7.

Los resultados son realmente buenos en grabaciones realizadas en interiores oscuros o al amanecer.

Las fotos, no tan buenas

Si además la calidad de las fotos estuviera a la altura de la del vídeo, esta cámara Sony HDR-GW55 sería la compañera de viaje ideal.

Aunque es mejor que la de la cámara del iPhone 4S, por ejemplo, y aunque cuenta con a 20,4 megapíxeles, lo cierto es que la calidad de imagen es un poco decepcionante. Por eso, para quien prefiera la fotografía, será mejor contentarse con las fotos obtenidas con una cámara compacta y resistente.

Pequeña pero resistente

Según el fabricante, la cámara aguanta "inmersiones de hasta 5 metros de profundidad". Para comprobarlo, la hemos sumergido y, aunque en nuestras pruebas no hemos alcanzado esa profundidad, el aparato ha resistido bien el chapuzón. Por tanto, ningún problema si se quiere grabar en medio de una lluvia torrencial.

Una curiosidad: la pantalla de la cámara avisa al usuario (mediante icono en forma de pez) de que está grabando en modo "bajo el agua".

Tras secar la Sony HDR GW55 VE, hemos abierto la tapa de la bateria.

El cuerpo de plástico tiene solo 2 orificios: un pequeño altavoz y una válvula que permite el acceso a las conexiones (lectores de micro SD y no SD, micro USB y micro HDMI). El hueco de la batería está sellado con un revestimiento de goma que impide que entre el agua. Alguna gota entra, pero sin estorbar su buen funcionamiento.

Y además, es resistente: sobrevive sin problemas a una caída desde un metro de altura.

Sólo 50 minutos de batería

  • Sony ha equipado la videocámara con un GPS y mapas de navegación integrados que permiten localizar tus vídeos, indicando dónde se realizaron las grabaciones.
  • La navegación de los menús es fácil, gracias a la pantalla táctil de 920 x 480 píxeles, nítida, clara y legible (aunque se resiente a pleno sol)
  • Los botones de grabación, del zoom (hasta 17 aumentos) y para cambiar de modalidad, colocados en la parte trasera del aparato, son similares a los de otros dispositivos, pero son especialmente sensibles al tacto y no siempre es fácil saber cuál se ha seleccionado.
  • La batería permite, en teoría, 50 minutos de funcionamiento: si vas a usarla un buen rato, más vale llevar una de repuesto.

Un gran híbrido

Con la calidad de imagen de las mejores videocámaras, y y las dimensiones (10,5x7x3 cm) y el peso (212 gramos) de las cámaras de bolsillo, resistente, versátil… la nueva videocámara de Sony es una buena alternativa.

Sus defectos: la limitada calidad de las fotos... y el precio, bastante considerable. Todo un capricho.


Imprimir Enviar por email