Guía de compra

Guía de compra de Action Cams

22 abril 2016

22 abril 2016

Section

Las Action Cam presentan una serie de características especiales que permiten su uso en condiciones difíciles e incluso extremas. Estas cámaras, que sirven tanto para grabar como para hacer fotos, son muy ligeras. La mayoría de ellas son impermeables, resistentes a bajas temperaturas y golpes, entre otras cosas.

A diferencia de los modelos de videocámaras convencionales o de bolsillo, pueden fijarse con distintos kit para permitir poder hacer fotos y grabaciones sin necesidad de emplear las manos. Su versatilidad ha sido lo que las ha convertido en unas cámaras muy populares.

Antes de elegir una Action Cam, debes tener en cuenta varias cosas:

  1. El tipo de soporte. Hay una amplia oferta de soportes disponibles según el tipo de cámara. A menudo viene incluido en el equipamiento de serie, pero también como accesorios para comprar aparte. Hay kits para ajustar la cámara al manillar de la bici, al casco, a la cabeza o a las gafas, para ajustarla a la muñeca, poner en una tabla, con ventosa… ¡Antes de elegir tu modelo asegúrate de que podrás usarlo en tus actividades favoritas!
  2. La resistencia. Algunas cámaras dicen ser resistentes al agua… y otras pueden aguantar hasta 60 m de profundidad. Compruébalo antes de elegir. Fíjate también en el rango de temperaturas que se admite, sobre todo si permiten filmar a temperaturas extremas.
  3. Conexión Wi-Fi. Varias Action Cam te permiten enviar fotos y grabaciones inmediatamente a un ordenador y compartirlas en las redes sociales vía Wi-Fi. Si te apetece ver rápidamente tus hazañas en Facebook, asegúrate de que cuentas con la opción.
  4. Grabación a distancia. Puede resultar útil un mando a distancia o que responda a orden de voz.
  5. GPS integrado. El GPS resulta perfecto para saber dónde tomamos las fotos y  grabaciones con nuestra Action Cam.
  6. Baterías extra. Más que útil, indispensable para poderlas utilizar casi sin límite de tiempo.

Imprimir Enviar por email