Noticia

Auriculares de conducción ósea, ¿son efectivos?

29 noviembre 2017
Auriculares de conducción ósea

29 noviembre 2017

Estos auriculares descansan sobre los pómulos y las vibraciones se propagan por el cráneo hasta llegar al oído interno. Para comprobar su efectividad y contarte las ventajas y desventajas, probamos uno de los últimos modelos del mercado: los Aftershokz Wireless Trekz Titanium. 

¿Nunca te has preguntado por qué la voz nos suena diferente cuando la emitimos nosotros que cuando la oímos en una grabación? Pues bien, en parte es debido al fenómeno de conducción ósea, por el cual al hablar el cráneo conduce mejor que el aire las frecuencias bajas, por lo que percibimos nuestra propia voz con un tono menor y más claro en comparación con quienes nos escuchan.

Una gran ventaja para deportistas y personas con problemas auditivos

En los últimos años han comenzado a fabricarse algunos modelos de auriculares basados en este principio. Descansan sobre los pómulos y las vibraciones se propagan por el cráneo hasta llegar al oído interno. Este método tiene dos ventajas fundamentales:

  • Permite la audición en personas con los tímpanos dañados, ya que el sistema evita ese canal.
  • Permite tener libres los tímpanos y pabellones auditivos, por lo que podemos percibir el ruido ambiente a la vez que escuchamos música. Este último aspecto es de gran ayuda para deportistas que realizan su actividad en entornos urbanos porque es necesario percibir el ruido ambiente y las señales sonoras, sobre todo las de los coches, por la peligrosidad que pueden entrañar.

Aftershokz Wireless Trekz Titanium: pros y contras

Probamos uno de los últimos modelos del mercado, los Aftershokz Wireless Trekz Titanium, y éstas son nuestras conclusiones:

  • Fáciles de emparejar al móvil. Sólo hay que presionar el botón de encendido durante unos segundos y acceder a los ajustes de Bluetooth del teléfono para seleccionar el dispositivo. Si el usuario cuenta con un teléfono con sistema operativo Android 6.0 ó superior, gracias a la función Google Fast Pair, que permite calificar a los auriculares como dispositivo Bluetooth de confianza, la próxima vez que los quiera vincular al teléfono no necesitará realizar ningún ajuste. Bastará con acercar el teléfono a los auriculares, se activará el Bluetooth y se emparejarán automáticamente.
  • Cómodos dependiendo de la persona. El marco es de titanio flexible y descansa sobre la nuca. La fuente de vibración descansa sobre los pómulos cerca del oído y rodean las orejas mediante unos arcos. El marco es flexible pero no ajustable, por lo que se adaptará a la cabeza del usuario en función de su tamaño.  Si el ajuste es bueno, no se moverán cuando estamos corriendo o realizamos movimientos bruscos. Si no lo es, sí podemos tener cierta incomodidad y la sensación de que van a caerse, lo cual no ocurre. Se mueven ligeramente cuando echamos la cabeza hacia atrás, al transcurrir por la base de la nuca. Por otra parte, el hecho de tener pelo largo o de usar gafas impacta en la comodidad y son resistentes al sudor.
  • La calidad del sonido es aceptable. Aunque hay que tener en cuenta que no han sido concebidos para proporcionar una experiencia de alta fidelidad al usuario, y menos con audio proveniente del teléfono móvil. Dispone de dos modos de ecualización, uno que potencia los graves y otro los agudos. Cuando estamos en el primer modo y con los tonos más graves, el auricular vibra y nos produce unas leves cosquillas en los pómulos, pero que causan más gracia que molestia.
  • Batería. El fabricante promete una duración de la batería de 6 horas, aunque dependerá del volumen que utilicemos y de la intensidad de uso. Con poca manipulación y un volumen moderado, puede llegar a durar más de 7 horas.
  • Carga. Los auriculares se cargan a través de un puerto micro-USB y el proceso dura entre hora y media y dos horas. Cuando están completamente cargados se enciende un led azul.
  • Botones. Dispone de diversas funciones de gestión de la música y de llamadas telefónicas, y se maneja con un botón multifunción a un lado, y los botones de subir y bajar volumen al otro. Es bastante intuitivo y fácil de manejar y el hecho de que los botones de encendido y apagado estén en la parte inferior facilita el manejo con el dedo pulgar. Además, ambos botones están próximos entre sí, y como algunas funciones requieren la pulsación de ambos a la vez, con el pulgar se puede hacer cómodamente.
  • Precio. Aunque estamos hablando de unos auriculares muy útiles, especialmente para deportistas y personas con problemas auditivos, su precio algo por encima de los 100 € se nos antoja un poco elevado. También hay que tener en cuenta que la normativa de tráfico prohíbe el uso de auriculares a conductores y ciclistas. Quizá dicha normativa debería ser matizada si los modelos de conducción ósea llegar algún día a proliferar.

¿Es real la conducción ósea?

Como conclusión podemos decir que, en cuanto a la finalidad para la que han sido concebidos, los auriculares de conducción ósea cumplen con su cometido a la perfección siempre y cuando tengamos la música a volumen bajo o moderado. Esto no es culpa de los auriculares, sino de nuestro propio cerebro, ya que la música a alto volumen inunda nuestro cerebro y nos reduce el nivel de atención.

Si te preguntas si la conducción ósea es real o si parte del sonido se introduce por el canal auditivo del oído, hemos probado los auriculares utilizando a su vez unos tapones tradicionales (los incluye el propio fabricante por si alguna vez queremos aislarnos del sonido ambiente) y comprobamos que realmente se utiliza la vía alternativa ósea que se anuncia. 


Imprimir Enviar por email