Noticia

Medicamentos genéricos: un ahorro que beneficia a todos

01 diciembre 2008

01 diciembre 2008

El recurso a los genéricos supone un gran ahorro para el Sistema Nacional de Salud…pero ese ahorro debería ser aún mayor, como en otros países europeos. Para la OCU, esto podría mejorar con más información a los usuarios, un mayor compromiso de algunos profesionales y acabando con las prácticas de las grandes compañías farmacéuticas, que bloquean la salida de nuevos genéricos.

Han pasado más de 10 años desde que se empezaron a vender en España los primeros medicamentos genéricos (EFG, Equivalente Farmacéutico Genérico, en el nombre). Estos fármacos, tan eficaces y seguros como los "de marca", tienen un precio más bajo. El recurso sistemático a ellos por parte del sistema sanitario tras la implantación del Sistema de Precios de Referencia ha supuesto una auténtica revolución en el gasto sanitario.

Según datos del sector, el Sistema Nacional de Salud se ha ahorrado casi 800 millones de auros anuales con los genéricos. Ese ahorro se obtiene, por una parte, porque el precio del medicamento genérico es menor y, por otra, porque, como consecuencia de ese precio menor, el medicamento de marca tiende a rebajar su precio.

No obstante, en otros países de nuestro entorno el ahorro es mucho mayor: eso es debido a que la cuota de mercado de los medicamentos genéricos se halla en torno al 7% en España, mientras que la media europea supera el 30%.

Como recoge la OCU en su artículo 10 años de genéricos, es necesario un mayor esfuerzo para incrementar el peso que tienen los genéricos en nuestro país. Y esto exige la implicación de todos los sectores:

  • La Administración debe apostar definitivamente por el uso de los genéricos, rechazando las propuestas que pretenden retrasar la salida de nuevos medicamentos genéricos. Y esto no sólo en España, sino en el resto de Europa. En esta línea, las autoridades europeas han efectuado una investigación sobre la competencia en el sector farmacéutico que pone de manifiesto las prácticas dilatorias utilizadas por las compañías fabricantes de medicinas nuevas contra los genéricos. La Comisión Europea ha sido tajante al denunciar que las compañías farmacéuticas están retrasando intencionadamente la salida al mercado de productos genéricos, lo que eleva significativamente el gasto sanitario, perjudica a los usuarios y desincentiva la innovación en el sector.
  • Los profesionales sanitarios también tienen una gran labor ante sí, pues deben dirigir la demanda de medicamentos hacia las opciones más racionales: a igual eficacia, deben primar la prescripción y dispensación de medicamentos genéricos.
  • Los consumidores, por su parte, deben ser conscientes de que, en el ámbito de los medicamentos, más caro no es sinónimo de mejor, y confiar en las indicaciones de su médico o farmacéutico.

Imprimir Enviar por email