Noticia

Alergia: tipos y tratamientos

22 diciembre 2009

22 diciembre 2009

Información sobre las alergias: síntomas, tratamientos y recomendaciones para combatir la alergia, un problema que padecen un 20% de los españoles y que puede llegar a condicionar su vida cotidiana. La rinitis es la más común de las alergias.

La alergia es una respuesta exagerada del sistema inmunitario a algún estímulo externo.  Los desencadenantes de las alergias (los alergenos), pueden ser muy variados: alimentos, partículas del aire, sustancias químicas... Padecer algún tipo de alergia puede llegar a afectar mucho. Un diagnóstico y un tratamiento adecuados son indispensables para combatir las alergias.

Las alergias más frecuentes

  • La rinitis es la alergia más habitual, aunque no todos los que la sufren la padecen con la misma intensidad. La rinitis es una alergia estacional: comienza en febrero y remite a partir de julio. Y como bien saben los afectados, combatir la rinitis no resulta nada fácil, pues es complicado evitar el contacto con su desencadenante, el polen.
  • Las cutáneas, que se suelen manifestar en forma de urticaria o sarpullido, son también un tipo muy frecuente de alergia. Las condiciones climáticas y algunos productos cosméticos suelen ser los responsables de desencadenar este tipo de alergia.
  • Otras alergias afectan en menor medida a la población, aunque pueden llegar a ser graves o muy incapacitantes: es el caso del asma, la alergia a medicamentos o la alergia  a alimentos.

Fármacos para luchar contra la alergia

8 de cada 10 alérgicos ha seguido un tratamiento para combatir su alergia, según una encuesta realizada por la OCU .

  • Los medicamentos son el tratamiento más habitual contra la alergia. Este tratamiento es prescrito por el médico. Según los usuarios, la rinitis es el tipo de alergia en que el recurso a los fármacos resulta más eficaz, especialmente neutralizando sus molestos síntomas.
  • Las terapias alternativas también dan buen resultado, especialmente cuando se trata de combatir el asma.
  • Cambiar de hábitos, evitando en la vida cotidiana el contacto con las sustancias desencadenantes, es indispensable para mantener a raya determinados tipos de alergia.

Imprimir Enviar por email