Noticia

La prediabetes no existe aunque te digan que sí

08 enero 2015

08 enero 2015

La nueva etiqueta para personas sanas con cifras altas de glucosa se denomina prediabetes. Pero hablamos de un factor de riesgo exclusivamente, no de una enfermedad, aunque el simple hecho de hablar de prediabetes provoca que mucha gente sana pase a sentirse enferma.

Cada vez se habla más de la prediabetes. Es la nueva etiqueta para personas sanas con cifras de glucosa en sangre ligeramente elevadas, pero no lo suficiente como para ser considerados diabéticos. Se trata de individuos que a largo plazo presentarán un riesgo más elevado que el resto de la población de desarrollar diabetes de tipo 2, un problema cada vez más frecuente.

Pero hablamos de un factor de riesgo exclusivamente, no de una enfermedad. El simple hecho de hablar de prediabetes provoca que mucha gente sana pase a sentirse enferma y demande un tratamiento a tal efecto en forma de análisis o pastillas.

No es el único caso de medicación innecesaria. Suele ocurrir también, por ejemplo, con el colesterol. Por ello, OCU mantiene una campaña contra la medicalización excesiva de la población, que bautizamos con el nombre de Pastillas, las justas.

La sobremedicalización beneficia, desde luego, a los laboratorios farmacéuticos, que aumentan así la producción y venta de medicamentos, aunque vayan destinados a personas sanas. Pero a día de hoy no hay pruebas de que sea necesario tratar con antidiabéticos a estas personas.

Los estudios actuales evidencian que las pastillas como mucho retrasarían un poco el inicio de la diabetes en aquellas personas que la desarrollarían en cualquier caso. Y eso a costa de efectos adversos que acompañan a los medicamentos, que afectarían a todos por igual, desarrollen o no una verdadera diabetes.

Es mucho más adecuado dirigir los esfuerzos de prevención hacia la adquisición de hábitos saludables desde la infancia. Es cuestión de modificar la alimentación y evitar el sedentarismo.

Todos los medicamentos entrañan riesgos, y más si se abusa. OCU está contra de la sobremedicalización y lleva a cabo la campaña 

Pastillas, las justas



Imprimir Enviar por email