Noticia

El gasto en medicamentos ha crecido un 58%

30 septiembre 2015
Gastos sanitarios

30 septiembre 2015

Una encuesta de OCU a 1.200 personas refleja que los hogares españoles destinamos una media de 1.378 euros al año a gastos sanitarios no cubiertos por la Sanidad pública. Casi la mitad (614 euros anuales) iría destinado a cuidados dentales, seguidos de los oftalmológicos (197 euros).

Una encuesta de OCU a 1.200 personas refleja que los hogares españoles destinamos una media de 1.378 euros al año a gastos sanitarios no cubiertos por la Sanidad pública, el 14% del presupuesto familiar medio.

De este gasto, casi la mitad (614 euros anuales) iría destinado a cuidados dentales, seguidos de los oftalmológicos (197 euros), medicamentos (167 euros), rehabilitación y fisioterapia (90 euros) y el desembolso en enfermedades crónicas (86 euros).

Los menores gastos se destinan a atención psiquiátrica y psicológica (39 euros), embarazo y parto (35 euros), cuidados auditivos (31) y ortopedia.

El 19% de las familias españolas tiene contratado un seguro médico, y el gasto medio por hogar es de 1.121 euros anuales. Si lo comparamos con un estudio similar que OCU llevó a cabo en 2010 vemos que el gasto en medicamentos ha aumentado nada menos que un 58%.

Este crecimiento del gasto en medicamentos atiende a factores de muy diversa índole. Uno de ellos es sin duda el aumento del copago farmacéutico por los recortes de los últimos años. La excesiva medicalización de la vida cotidiana, un fenómeno derivado del empeño de la industria farmáceutica por maximizar sus ventas que la OCU también viene denunciando, es otro elemento a tener en cuenta.

Los gastos en rehabilitación y fisioterapia han crecido un 45% y los relacionados con los cuidados auditivos lo han hecho un 29%. Únicamente han descendido los desembolsos para tratar enfermedades crónicas, un 9%, los que se destinan acuidados oftalmológicos, un 19%, y los de ortopedia, un 25%.

Desde OCU denunciamos que muchas familias no pueden hacer frente a sus gastos sanitarios y algunas se ven obligadas a retrasar, o incluso a descartar, un tratamiento médico por sus dificultades económicas. Un 34% de los encuestados aplazó el tratamiento que seguía por falta de recursos y un 13% lo abandonó definitivamente.

Para las familias que ingresan menos de mil euros al mes, el impacto del gasto sanitario es en ocasiones insostenible. Supone un 14% del gasto familiar de media, pero para las familias que ingresan menos de esa cantidad llega a ser del 28%. De hecho, al 30% de las familias sondeadas resultaba difícil o muy difícil afrontar esos pagos, y un 15% de los encuestados reconocieron que se vieron obligados a pedir un préstamo.

En OCU estamos convencidos de que es necesario ampliar la cartera de prestaciones, especialmente en el caso de familias con escasos recursos, y sobre todo en especialidades como la salud bocudental, y racionalizar el gasto sanitario. Queremos transparencia y efectividad para poder reducir gastos. Si el modelo de acceso a los medicamentos está roto, habrá que sanarlo.


Imprimir Enviar por email