Noticia

Menos recursos = urgencias colapsadas

28 enero 2015

28 enero 2015

La falta de recursos, de planificación y de previsión en las urgencias hospitalarias por el aumento del número de pacientes causado por la gripe llevan un año más al colapso de las urgencias en muchos hospitales españoles.

Una situación lamentable que ha llevado a la Defensora del Pueblo y los defensores autonómicos a tomar cartas en el asunto, y a pedir que se adopten medidas destinadas a paliar la saturación de los servicios de urgencias de la sanidad española.

Falta de previsión

Cada año por estas fechas vuelve a ser noticia. El inicio de la gripe estacional se traduce en un pico en la demanda de asistencia en las urgencias médicas. En numerosos hospitales de Madrid, Galicia, Castilla la Mancha, Andalucía y otros lugares de España las urgencias hospitalarias están colapsadas.

Profesionales, pacientes y familiares (y ahora también organismos como el Defensor del Pueblo) constatan con preocupación que siguen sin ponerse los recursos necesarios para afrontar una situación que se repite cada año: no hay camas suficientes, las camillas se hacinan en los pasillos, no hay suficientes médicos ni enfermeras para atender de forma adecuada la creciente demanda de pacientes, se supera con creces el número de pacientes que puede atender cada profesional y se excede también muchas veces el tiempo de espera antes de dar un diagnóstico o establecer el tratamiento del enfermo.

La saturación de las urgencias hospitalarias pone de nuevo de relieve otra circunstancia preocupante: la falta de transparencia sobre los criterios que están detrás de las decisiones en materia sanitaria. No sabemos cómo se asignan los recursos de un  hospital, ni  cuáles son las prioridades… No entendemos porqué hay plantas cerradas, ni por qué se reducen las plantillas de los profesionales sanitarios. No queremos que esto sea así, y menos en urgencias donde hay que atender situaciones críticas.

Los recursos limitados exigen una mejor gestión

Los recortes en la sanidad pública merman los recursos y afectan directamente a la calidad de la atención sanitaria. Además, y esto es aún más importante en época de crisis, los recursos escasos deben ser gestionados con buen criterio

¿Por qué hay plantas cerradas? ¿Por qué no se contratan más profesionales?  Los consumidores queremos saber qué criterios se aplican y qué consecuencias tienen: por eso pedimos una mayor transparencia sobre el desempeño hospitalario. ¿Tú también estás de acuerdo? 

Apoya con tu firma nuestra petición de transparencia en los hospitales 


Imprimir Enviar por email