Así analizamos

Así se analizan las cremas de manos

01 octubre 2019

01 octubre 2019

En nuestro análisis se han valorado distintas cuestiones. En la valoracion final la que más peso tiene es la eficacia hidratante de los productos, medida con diversas técnicas de laboratorio, pero también la prueba de uso, la composición o el etiquetado.

16 cremas en el laboratorio

Para comprobar la eficacia hidratante de los 16 productos analizados, realizamos un análisis en el laboratorio en condiciones controladas.

  • Mediante una corneometría pudimos medir la mejora en el grado de hidratación en la superficie de la piel tras dos semanas de uso.
  • Las mediciones con tewameter (TEWL) nos permitió medir medir la influencia del producto en la reducción de la pérdida de agua transepidérmica.

Cada producto se aplicó dos veces al día, durante dos semanas, en 20 voluntarias, mujeres entre 25 y 67 años. Los resultados de cada crema fueron comparados con los de un producto estándar, cuya capacidad de hidratación era ya conocida. Los análisis se hicieron en “doble ciego” , es decir, ni los voluntarios ni el personal del laboratorio conocían que producto estaban probando. Los datos fueron tratados a fin de determinar las variaciones estadísticamente significativas.

Hablan las usuarias

Además, se realizaron también en el laboratorio pruebas de uso, con 30 voluntarias. Con estas pruebas ha sido posible valorar tanto la eficacia percibida como las propiedades cosméticas de las cremas analizadas, al dar cada usuario su opinión sobre cuestiones como la facilidad de uso, textura, perfume y absorción de cada crema. También nos permite valorar si dejan un tacto graso.

También se han valorado los ingredientes. Hemos penalizando la presencia de aquellos sobre los que existen sospechas fundadas de que pueden tener efectos indeseados. La presencia de fragancias alergénicas no penaliza la evaluación final, pero las personas sensibles a ellas deben tenerla muy en cuenta. 

Por último nos fijamos en el etiquetado. Valoramos negativamente que se incluyan alegaciones del tipo “Dermatológicamente testado” o “hidratación 24/48 horas”, que pertenecen dar una engañosa sensación al consumidor, mientras que hemos valorado positivamente el que el producto incluya, además de la fecha de caducidad, el periodo de validez después de la apertura o PAO.