Guía de compra

Cómo elegir el mejor horno

elegir horno

¿Necesitas comprar un nuevo horno? No pienses que todos los hornos son iguales, ni vayas a ciegas: ten claro qué aspectos debes valorar para elegir con acierto el horno más adecuado para tus necesidades y las de tu cocina.

El horno es un electrodoméstico presente en la mayoría de cocinas: forma parte del equipamiento básico de nuestros hogares. ¿Necesitas un nuevo horno? No elijas a ciegas: te damos las claves para acertar.

Tipos de hornos

Lo primero que debes plantearte es qué tipo de horno te interesa, dónde lo vas a instalar y cuál es tu presupuesto.

En la definición de horno entran los hornos tradicionales de leña o carbón y también los alimentados con gas. Los hornos de gas son rápidos y eficientes, pero son poco habituales para uso doméstico. En cuanto a los hornos eléctricos, los hay de varias categorías: 

Hornos convencionales

Cuentan con una resistencia en la parte de arriba (o bóveda) y otra en la parte inferior (o solera) con las que calientan el aire. Son económicos, pero algo limitados en cuanto a posibilidades. Solo se recomiendan si no utilizas mucho el horno y no vas a gratinar.

Hornos multifunción

Además de las resistencias arriba y abajo, cuentan con grill y con un ventilador que mueve el aire por convección. Cuentan con diferentes programas que facilitan la preparación de más tipos de recetas e, incluso, la de dos comidas a la vez. Se recomiendan especialmente si sueles hornear piezas grandes como pollos enteros o piernas de cordero. Se pueden comprar desde 200 euros, pero hay una amplia gama de precios. Son los que encontrarás en nuestro comparador.

Hornos a vapor

Cuentan con un depósito de agua que se rellena antes de ponerlos en marcha y les permite producir vapor durante el cocinado. Según sus fabricantes, esta cocción al vapor mantiene mejor las propiedades de los alimentos y no los reseca. Su inconveniente es que son aparatos caros, que pueden superar los 1.000 euros.

Hornos con función microondas

Son hornos multifunción de alta gama que tienen también la posibilidad de calentar la comida mediante microondas. Estos hornos con microondas pueden ser la solución para muchos usuarios, que no quieren renunciar a un equipamiento completo, pero no disponen de espacio para tener aparatos separados. El inconveniente es que se trata casi siempre de productos de gama alta o muy alta, con muchas funciones y un precio a la altura. Su precio medio supera los 600 euros. Los más caros superan los 1.500 euros y los más baratos cuestan unos 400 euros. No hay que confundirlos con los microondas combi, que son un microondas al que se le ha añadido la función de convección de calor. Si lo que estás buscando es un microondas, puedes encontrarlo en nuestro comparador de hornos microondas.

 

cómo elegir horno

 

Características que debes tener en cuenta

A la hora de elegir modelo es importante tener en cuenta varios factores:

  • Dimensiones: las dimensiones más comunes son 60 cm de ancho x 60 cm de alto x 57 cm de fondo. Es importante que te asegures bien de los cm exactos para que no tengas problemas al encastrarlo en los muebles bajos o altos de tu cocina. Si tienes poco espacio, puedes optar por algún modelo de altura reducida, que suelen tener unos 45 cm, que permiten colocar debajo un espacio para las fuentes, sartenes, etc. Es posible encontrar también hornos eléctricos de sobremesa, pero son sencillos y de poca capacidad.
  • Espacio útil interior: aunque sean iguales por fuera, la capacidad interior de los hornos puede variar. Hay modelos con poco más de 50 litros de volumen útil mientras otros superan los 65 litros. Si sueles usar un tipo concreto de fuente o de menaje, comprueba si cabe.
  • Puerta y apertura: en la mayoría de los hornos, la puerta se abre hacia abajo y cuentan con unos carriles extraíbles para que sea más fácil sacar las bandejas, pero también hay modelos en los que la puerta abre hacia la izquierda o la derecha.  En algunos casos, cuentan con carro extraíble, es decir, que se saca todo el bloque interior; éstos son más cómodos de abrir, pero tienen el inconveniente de la dificultad para introducir y sacar la comida si se cocina en dos niveles. En los más sencillos, los rieles no se mueven y hay que sacar las bandejas tirando de ellas.
  • Consumo: otro factor que conviene tener en cuenta es el consumo de cada aparato. 
  • Limpieza: Los modelos que incluyen un sistema de auto limpieza catalítica llevan paneles de superficie rugosa que descomponen la grasa y la suciedad en dióxido de carbono y agua. Los hornos pirolíticos, con un sistema de limpieza más avanzado, son más cómodos, pero más caros: reducen la suciedad a ceniza aumentando mucho la temperatura interior del horno. También hay hornos con sistemas de limpieza por vapor de agua (Aqualisis), pero este sistema se puede sustituir de forma casera introduciendo un recipiente con agua y conectando el horno hasta que hierva.
  • Funciones: algunos hornos tienen programas especiales para descongelar, para hornear pizzas, para cocinar en dos niveles... En los hornos de gama más alta se pueden encontrar funciones de cocción al vapor, termopar, conexión a internet… Fíjate en los programas que necesitas según las recetas que sueles preparar porque tampoco te interesa comprar un aparato con más funciones de las que vas a utilizar. Mira también si cuentan con un temporizador que desconecta el horno al terminar el tiempo programado, porque resulta muy práctico y evita que la comida se queme si te despistas.

Aparte de todas estas características, lo que más importa es que el horno sea seguro y con buenas prestaciones: temperaturas precisas, estables, fácil limpieza... Puedes localizar los mejores hornos eléctricos consultando nuestro análisis:

Consulta el comparador de hornos

Preguntas frecuentes sobre hornos

¿Cuánto cuesta un horno eléctrico?

Hay una gama muy amplia de precios. Los modelos más sencillos, sin grill ni función de convección, se pueden encontrar desde poco más de 100 euros. Los modelos multifunción más baratos rondan los 200 euros, pero los más avanzados, con programación y función vapor alcanzan los 1.500 euros.

 ¿Cuánto consume un horno?

El consumo estará en relación con su potencia. Los hornos eléctricos pueden superar los 3000 W de potencia. Sin embargo, no la utilizan de forma constante; cuando llega a la temperatura programada, se apagan durante un rato, por lo que el consumo real es menor. Para hacernos una idea, cocinar un pollo supone un consumo de 1,5 kWh, es decir, unos 30 céntimos, y preparar un bizcocho la mitad de energía.

¿Qué es la pirólisis de los hornos?

La pirólisis es un sistema para limpiar el horno sin esfuerzo, pero que consume energía. El horno se calienta hasta una temperatura próximaa los 500 ºC lo que carboniza los restos de grasa y alimentos que se encuentran en el interior y los reduce a cenizas que se retiran fácilmente con un paño. No hay que rascar ni usar limpiadores químicos, pero la comodidad se paga: cada ciclo de pirólisis cuesta alrededor de 1 euro en electricidad.

¿Cuál es la mejor marca de horno eléctrico?

En el mercado hay muchos modelos con distintas prestaciones y precios. Depende de lo que necesites y de tu presupuesto. Para localizar los hornos con mejor relación calidad /precio puedes entrar en el comparador OCU:

Los mejores hornos en el comparador OCU