Noticia

¿Dónde está mi paquete?

09 marzo 2016
paquete

09 marzo 2016

El cierre de la empresa de paquetería OGC, dejando más de 5.000 clientes afectados, es el último de una lista que aumenta cada semana. Es necesario garantizar la protección de los consumidores ante estos casos.

Un nuevo caso de cierre inesperado, esta vez de una empresa de paquetería, deja a más de 5.000 afectados. La empresa OGC, con sede en Madrid y  varias delegaciones en España, ha cerrado de la noche a la mañana todas sus oficinas. Esta empresa se dedicaba únicamente a hacer envíos a Ecuador de paquetes pesados (al menos 30 kg, con un precio de 4,5 euros/kilo).

El resultado es que los trabajadores se han quedado en la calle de la noche a la mañana, y más de 5.000 personas no tienen  ninguna información sobre sus envíos.

Se ignora si la compañía había contratado seguros de mercancías, pero no es probable, según se deduce de los datos aparecidos en prensa (los propietarios están en paradero desconocido y el personal llevaba meses sin cobrar).

OCU aconseja a los afectados

  • El consejo para los afectados es que guarden todos los resguardos o justificantes de los envíos como prueba, por si se inicia algún proceso penal o concursal contra OGC.
  • Quienes hubieran contratado expresamente un seguro, haciendo una declaración de valor de los productos enviados, podría contactar con la compañía aseguradora.
  • OCU se ha puesto en contacto con la Embajada de Ecuador para recabar información y facilitarla a los afectados y buscar posible soluciones.

Los consumidores no pueden pagar las consecuencias

Ante los tristemente frecuentes casos de quiebra o desaparición de los empresarios, los usuarios no saben cómo actuar ni cuáles son sus derechos.

Es necesario garantizar la protección de los consumidores, pero lo cierto es que esa protección es claramente insuficiente: en muchas ocasiones el consumidor tras haber denunciado y comenzado un proceso largo y tedioso no logra recuperar el importe reclamado al no haber suficiente masa patrimonial para liquidar a todos los acreedores. Y esto es así incluso en los sectores donde hay establecido un sistema de fianzas. Por eso, OCU exige:

  • Que los consumidores sean considerados acreedores preferentes en caso de quiebra del empresario
  • Que se establezcan mecanismos judiciales más rápidos que garanticesn soluciones ágiles para resarcir a los consumidores.
  • Se mejore el sistema de fianzas establecido para determinados sectores (como el de agencias de viaje para evitar que se repitan casos como el de Viajes Marsans). 

Imprimir Enviar por email