Noticia

Seguros de coche: las compañías se aprovechan

20 julio 2009

20 julio 2009

En la relación con su compañía de seguros, el consumidor es siempre la parte más débil: el Servicio de Reclamaciones de la Dirección General de Seguros y Fondos de Pensiones ha detectado que las compañías incurren en malas prácticas en seguros de automóviles.

El buen hacer de las compañías de seguros tiene mucho de leyenda: las pruebas prácticas de la OCU y las denuncias de los socios en Asesoría demuestran que las malas prácticas de las aseguradoras están a la orden del día. Aunque a veces se incumplen las normas, en otras ocasiones no se comete ninguna ilegalidad, pero la actuación de la aseguradora denota una falta de respeto por los intereses de su cliente.

Demasiadas malas prácticas

En la OCU hemos denunciado en distintas ocasiones las malas prácticas en que a menudo incurren algunas compañías de seguros.

No somos los únicos: el Servicio de Reclamaciones de la Dirección General de Seguros y Fondos de Pensiones (DGSFP) ha detectado irregularidades en el comportamiento de las compañias a la hora de actuar en seguros de autos. Así denuncia que deberá inspeccionarse:

  • La imposición de tiempos y precios en reparaciones en talleres concertados, una práctica que puede afectar al servicio que estos centros prestan al asegurado.
  • Los excesivos requisitos que a menudo se imponen a los menores de 25 cuando se trata de contratar seguros de coche (obligando, por ejemplo, a suscribir un seguro de vida en la misma entidad). En nuestro análisis comparativo de seguros de coche tenemos en cuenta a este tipo de usuarios, para que los jóvenes puedan elegir el mejor seguro para ellos.
  • Los convenios de liquidación de siniestros entre entidades suelen perjudicar a los asegurados, pues en la peritación de los daños en ocasiones se aplican limitaciones de daños propios, cuando debería indemnizarse como tercero. La OCU lo ha denunciado en varias ocasiones. Para defenderse de esto, lo mejor es usar la garantía de reclamación de daños y elegir a sus propios abogados. Normalmente el límite de gastos de esta garantía, 3.000 euros, es insuficiente: nuestra recomendación es subirlo a 6.000 euros.

Los consejos de la OCU

Estar alerta le ayudará a protegerse frente a las malas prácticas de las compañías:

  • Infórmese de qué riesgos ya tiene cubiertos para no volver a asegurarlos.
  • Lea bien su contrato, en el que las exclusiones tienen que venir resaltadas.
  • Si no le notifican con antelación los aumentos de prima, opóngase a la subida, argumentando que la compañía ha modificado unilateralmente un elemento sustancial del contrato (el precio). Deberán prorrogarle la póliza otro año.
  • No acepte modificaciones de contrato no pactadas ni firmadas por usted. Si no está de acuerdo con algún cambio que quieran hacer en el contrato, no lo firme y así no se lo podrán aplicar.
  • Si se produce un siniestro, guarde todas las pruebas, y fíese sólo de la información que el perito le dé por escrito.
  • Nunca firme el finiquito antes de cobrarlo.
  • Evite firmar cláusulas en las que renuncie a posteriores reclamaciones.