Noticia

El catastro puede ser tu catástrofe

03 noviembre 2014
Catastro

03 noviembre 2014

Si la vas a vender, te importa saber cuánto vale tu casa. Si no la vas a vender, lo que debería importarte es lo que dice el catastro que vale. En eso se fijarán para subirte o bajarte el IBI, ese recibo que te hace llorar cada otoño y que ha subido más del 50% en el último lustro. 

Desde 2008 el precio medio de la vivienda en España ha caído un 40%.

Pero el IBI ha subido y en algunos casos (Madrid) lo ha hecho un 54%

¿Te salen las cuentas? A nosotros tampoco.

En un entorno racional, el IBI debería subir cuando los inmuebles valen más y no al contrario. 

Además, los impuestos deberían ajustarse a la capacidad de pago de los ciudadanos, fuertemente golpeados por una crisis que dura ya 6 años. 

Pero los Ayuntamientos tienen que apretarse el cinturón y son los ciudadanos quienes pagan esta catástrofe. 

Si se mueve el catastro, tiembla el IBI

A efectos de muchos impuestos, lo que vale un piso, una casa, un terreno... es lo que pone en el catastro. 

Cada municipio tiene sus valores catastrales y, en teoría, se van actualizando e incluyendo nuevas construcciones, demoliciones, etc.   

En la práctica, muchos catastros se han quedado desfasados y son de cuando España era un país diferente. Lo que en el papel figura como casa de labranza, hoy es un chalet con piscina. 

Pero las cosas están cambiando de 2 maneras:

  • 1) Más inspecciones: ya están en marcha (mediante fotos áereas y otros medios). Van en busca de obras no declaradas que hayan aumentado el valor de una casa (piscinas, buhardillas remodeladas, ampliaciones...). 
  • 2) Calcular otra vez los valores catastrales: es decir, hacerlo bien. Pero ¿quién tiene tiempo y dinero para hacer bien las cosas? 

Desde 2013, los ayuntamientos cuentan con un as en la manga: en lugar de esperar a un recálculo de todo el catastro, pueden pedir al Gobierno que actualice solo los valores mediante la simple aplicación de un % de subida (o bajada) sobre los actuales. 

Para 2015 más de 2.400 ayuntamientos ya han decidido usar esta carta. Estas son algunas de las subidas y bajadas que se avecinan

  • Subidas: del 10% en Alicante, Badajoz, Barcelona, Cádiz, Córdoba, Jaén, Murcia, Santa Cruz de Tenerife, Teruel, Valencia...
  • Bajadas: del 22% en Málaga, Soria y Gijón (y del 17% en Albacete). 

Pero 2015 es año electoral y varios alcaldes están posponiendo las subidas ante la presión ciudadana. 

Escapa de la catástrofe

Si tu recibo del IBI ha subido hasta hacerte daño, revisa el valor que el catastro ha dado a tu propiedad. 

  • 1. Comprueba que los datos están bien: que no te pongan más metros cuadrados o menos antigüedad.
  • 2. Domicilia o fracciona el pago del IBI: al hacerlo te ahorras el 5% en muchos ayuntamientos (y ya de paso evitas olvidarte de pagar y tener que apoquinar con los recargos). 
  • 3. Bonificación para viviendas de protección oficial: puede alcanzar hasta el 50% de reducción, pero hay que solicitarla. 
  • 4. Bonificación para familias numerosas: en algunos ayuntamientos te libras de hasta el 90% del IBI. 
  • 5. Si tienes paneles solares: en algunos ayuntamientos te descuentan hasta la mitad del IBI.
  • 6. Inmuebles que son patrimonio histórico: suelen estar exentos de pagar el IBI.
  • 7. Viviendas en alquiler: el IBI lo paga el casero, que puede deducirlo en el IRPF y pagar menos (lo mismo vale para quien realiza alguna actividad económica en su casa). 

Imprimir Enviar por email