Noticia

Pago móvil con tecnología NFC

18 diciembre 2013

18 diciembre 2013

El futuro ya está aquí. La tecnología NFC o contactless permite realizar pagos simplemente acercando el dispositivo que la incorpora a un terminal con lector adaptado (datáfono o cajero). Surgen nuevos sistemas, y ya no se limitan a las tarjetas.

El dinero de plástico deja paso al dinero virtual, gracias a la tecnología NFC o contacless, que se basa en un pequeño radio-chip que puede ir incorporado en teléfonos móviles, tarjetas de crédito o cualquier otro soporte. Y el usuario solo tiene que acercar el dispositivo o soporte que aloje el chip a un terminal que disponga de un lector adaptado al contactless, que puede ser un datáfono o estar en el cajero automático.

Esta tecnología lleva ya algún tiempo desarrollada, y aunque bastantes entidades ya han incorporado el chip NFC a sus tarjetas de crédito y débito, aún no ha no ha tenido mucho éxito entre los usuarios.

Operadores de telefonía y entidades bancarias están ahora lanzando nuevos sistemas de pago contactless, con el objetivo de que el usuario pueda pagar simplemente acercando su smartphone a un lector, sin necesidad de usar tarjeta. LO último es el sistema BBVA wallet.

Un sistema que se adapta al importe

Las entidades han establecido dos formas de pago, en función del importe de la compra: 

  • En compras inferiores a 20 euros, el pago se realiza simplemente acercando el teléfono o la tarjeta al datáfono, sin que sea necesario teclear ninguna clave ni firmar.
  • Si tienes que pagar un importe superior a 20 euros, el pago se hará de la forma tradicional, ya que después de acercar el teléfono o la tarjeta al terminal, el comprador tendrá que identificarse instroduciendo un PIN. 

Punto debil: la seguridad

Desde OCU pensamos que este sistema de pago  puede ser cómodo... pero afecta a la seguridad del usuario. Lo cierto es que las posibilidades de uso fraudulento son mayores, ya que no se establece ninguna medida de seguridad adicional: el resultado es que cualquiera podría realizar compras de importe inferior a 20 euros con una tarjeta, un teléfono o cualquier otro soporte (puede ser una simple pegatina con el chip) robado o perdido. No es mucho dinero, pues está limitado a cantidades pequeñas, pero es algo que debe mejorarse.


Imprimir Enviar por email