Noticia

Cajas de ahorro: ¿cómo nos afecta este lío?

26 enero 2011

26 enero 2011

Las cajas de ahorro son entidades bancarias muy populares en España, pero su supervivencia pasa por fusiones y alianzas: en pocas semanas está cambiando el panorama de las cajas. ¿Cómo nos afecta esto a los consumidores? Depende en parte del tipo de fusión que hayan realizado las entidades. Infórmate.

Ante la reestructuración de nuestro sistema financiero, las cajas de ahorro no han tenido más remedio que buscar nuevos socios con los que aliarse o fusionarse: las fusiones y uniones entre las cajas de ahorros españolas están a la orden del día. Maltrechas en cuanto a solvencia y liquidez, con estas operaciones buscan su supervivencia. Pero no todas lo han hecho igual: fusiones tradicionales, absorciones, fusión fría... ¿Cómo afecta todo esto a los millones de clientes de las cajas de ahorros?, ¿cambiará en algo su operativa del día a día?

Así queda el panorama de las cajas

Buscando su supervivencia y tratando de adaptarse al nuevo sistema financiero, las cajas de ahorros se están uniendo entre sí, siguiendo diferentes sistemas.

Creación de SIP. Una de las formas más comunes de actuar de las cajas es la creación de un Sistema Institucional de Protección (SIP) en el que varias cajas se reagrupan en torno a una entidad central común a la que ceden su gestión. Es la llamada "fusión fría" de las cajas.

En este tipo de uniones cada caja mantiene su personalidad jurídica, actividad comercial, identidad corporativa, sus acciones de obra social y sus órganos de gobierno. Y en principio, cada entidad operará con su nombre en su territorio de referencia, mientras que en el resto lo más probable es que operen bajo el nuevo nombre común.

¿Quién es un SIP?

  • Banco Financiero y de Ahorros: Es el SIP formado por Caja Madrid, Bancaja, Caixa Laietana, Caja de Canarias, Caja Ávila, Caja Segovia y Caja Rioja.
  • Banco Base. Es el SIP formado por CAM, Cajastur, CCM, Caja Cantabria y Caja Extremadura.
  • Grupo Banco Mare Nostrum, formado por Caja Murcia, Caixa Penedés, Sa Nostra y Caja Granada)
  • Banca Cívica, integrado por Caja Navarra, Caja Canarias, Caja de Burgos, Cajasol, Caja de Guadalajara. Cada entidad mantendrá su nombre en su zona de influencia y en el resto operarán bajo el nombre de Banca Cívica
  • Caja 3. Es el SIP de la Caja Inmaculada, Caja Círculo y Caja Badajoz.

Fusión de cajas. En otros casos se ha optado por las fusiones “tradicionales” en las que varias deciden unirse. Las cajas resultantes de las fusiones operan como una única entidad. Éste es el caso de

  • Catalunya Caixa, resultado de la fusión de Caixa Catalunya, Caixa Tarragona y Caixa Manresa.
  • Unnim Caixa, integrado por Caixa Sabadell, Caixa Terrasa y Caixa Manlleu
  • NovaCaixaGalicia, formada por Caixa Galicia y Caixanova
  • Caja España-Caja Duero. Es el único caso de fusión en la que ambas cajas no se integran en una sola marca.

Absorción. Algunas cajas pequeñas han sido absorbidas por otras más grandes.  Así sucede con Caixa Girona, absorbida por La Caixa; Caja Jaén, absorbida por Unicaja; y Caja Sur, que ha sido absorbida por BBK, aunque en este caso, de momento, las oficinas de Caja Sur seguirán operando bajo su actual marca.

Cajas independientes. Además, hay un pequeño grupo de cajas de ahorros entre las que,de momento no ha habido ninguna reestructuración, y que por lo tanto siguen operando de manera independiente. Es el caso de Ibercaja, la Kutxa o Caja Vital.

¿Y a mí, como cliente, cómo me afecta?

  • Tanto si su caja se integra en un SIP como si se fusiona con otra, los productos que tenga ya contratados (depósitos, cuentas, tarjetas, seguros…) mantendrán sus condiciones contractuales iniciales. Aunque en los contratos indefinidos como el de una cuenta o tarjeta, las entidades pueden modificar las comisiones e incluso incluir otras nuevas, siempre y cuando se lo comuniquen con la suficiente antelación al cliente.
  • En caso de fusión de dos cajas, podría cambiar la numeración de su cuenta corriente (debido p.ej a la unificación de sus sistemas tecnológicos), algo de lo que en todo caso su caja debiera informarle, indicándole la nueva numeración de su cuenta y reconduciendo a ella todos los pagos y recibos domiciliados.
  • Por lo que respecta a las tarjetas, si se fusionan dos cajas adscritas a sistemas de pago diferentes (por ejemplo Caja España está integrada en Servired y Caja Duero en la red Euro6000), aun cuando la caja resultante deberá elegir con cuál de las dos se queda, los clientes no verán modificadas las condiciones suscritas originalmente con su entidad. En todo caso, infórmese en ésta sobre si las comisiones van a cambiar en algún sentido, aunque de ser así su entidad debería encargarse de comunicárselo.
  • En caso de que a raíz de la fusión o integración de varias cajas, el nuevo grupo o entidad cerrara algunas oficinas, la nueva entidad debería realizar por usted todas las gestiones (traslados de cuentas…).
  • En algunos casos estas integraciones pueden suponer la reducción de algunas comisiones por operaciones entre entidades integradas en un SIP. De momento sólo el Banco Financiero y de Ahorros ha anunciado que los clientes de las cajas integrantes podrán consultar saldos y movimientos, además de retirar dinero con sus tarjetas a débito en la red de cajeros del grupo sin pagar comisiones.

Garantía de depósitos: puede haber cambios

Las cajas de ahorro están adheridas al Fondo de Garantía de Depósitos en Cajas de Ahorro (FGDCA) que establece en caso de insolvencia de la entidad una indemnización de 100.000 euros por titular y entidad.

En estos casos, la cobertura cambia según se haya producido un SIP o una fusión tradicional:

  • En caso de que la integración entre cajas se realice mediante una fusión tradicional, que conlleve la disolución de alguna o de todas ellas, la cobertura se limitaría a la nueva entidad creada. De esta manera, aunque ésta actuara bajo diferentes marcas comerciales, a efectos de dicha cobertura se trataría de una única entidad.
  • Por ejemplo, en el caso de Unnim, resultado de la fusión entre las cajas de Manlleu, Sabadell y Terrasa, éstas se disolvieron y se creó una nueva entidad con personalidad jurídica propia. El 7 de julio de 2010 las tres cajas se dieron de baja en el Fondo, quedando en su lugar inscrita Unnim. Si usted contrató un depósito con 100.000 euros en Caixa Manlleu y otro con 150.000 en Caixa Terrasa, ahora sólo estaría cubierto por un máximo de 100.000 euros por titular y entidad.

Si se trata de un SIP, cada caja mantiene su personalidad jurídica, por lo que cada una mantiene su propia cobertura del FGDCA.