Noticia

Viajeros más protegidos

15 julio 2013

15 julio 2013

¿Eres de los que prefieren planear tu propio viaje y contratar el  hotel, los vuelos y los servicios que necesites a través de Internet? Si prospera la propuesta de reforma anunciada por la Comisión Europea, tendrás los mismos derechos que quienes contratan un viaje organizado.

Los tiempos han cambiado. Muchos viajeros no acuden a su agencia de viajes a contratar sus vacaciones, sino que prefieren encargarse ellos mismos de hacerlo. Ahora la Comisión Europea ha decidido reformar la normativa vigente en materia de viajes combinados, y presenta una propuesta destinada a aumentar los derechos de los consumidores y ofrecer la misma protección a los millones de turistas que organizan sus vacaciones usando Internet.

Se viaja de otra manera

Según una reciente encuesta de la OCU sobre viajes:

  • El 73% de los usuarios contrató servicios sueltos
  • El 55% de las reservas se realizó por Internet
  • De los que contrataron paquetes, el 65% eran solo estancia, y el 35% circuitos

Y es que los ciudadanos asumen cada vez más un papel más activo al adaptar las vacaciones a sus gustos, en vez de elegir viajes combinados ya listos en un folleto

Una reforma necesaria

La Directiva Europea sobre viajes combinados de 1990 garantiza una amplia protección de los consumidores que reserven viajes combinados (que incluyan  vuelos, hoteles o alquiler de coche, por ejemplo). Esa norma establece que los operadores deben garantizar que se presten todos los servicios incluidos en el paquete con el nivel de calidad exigido, o que los consumidores están protegidos en caso de quiebra del operador. Sin embargo, hasta ahora, los viajeros que preparaban su propio viaje no contaban con las mismas garantías.

Desde la OCU hemos solicitado en reiteradas ocasiones que la normativa de servicios turísticos equipare esa protección. Parece que queda menos para que llegue este momento, pues la Comisión Europea ha anunciado su propuesta de reforma.

Más derechos para millones de turistas

Además de la ampliación de la protección para los viajes combinados personalizados, la reforma supone nuevas ventajas para consumidores y empresas.

Los compradores de viajes combinados tradicionales o personalizados se beneficiarán de:

  • Controles más estrictos de los recargos de precios (con un límite del 10 %) y la obligación de repercutir las reducciones de precios.
  • Mejora de los derechos de cancelación, mayor flexibilidad al poder rescindir el contrato antes del viaje, más posibilidades de anular gratis el contrato, en caso de catástrofe natural, conflicto o situaciones graves similares.
  • Tendrán mejor información sobre quién es el responsable de los servicios, mientras que, hasta ahora, en caso de problemas a menudo el usuario va de operador a minorista sin que nadie asuma la responsabilidad.
  • Además, se regulan las compensaciones: reducciones de precio si no se presta bien un servicio y la posibilidad de exigir indemnización por daño no material.
  • Si algo va mal los consumidores podrán presentar quejas o reclamaciones directamente al minorista (agencia) al que hayan comprado sus vacaciones.

Y, con la reforma, los que contraten viajes por su cuenta contarán con los mismos derechos que ya tenían los turistas que viajaban con paquetes organizados:

  • Derecho a exigir la devolución de su dinero o a ser repatriados si el vendedor, transportista o cualquier otro proveedor de servicios se declara en quiebra.
  • Tendrán  información sobre quién es responsable de la ejecución de cada servicio.

Imprimir Enviar por email
Exclusivo socios ocu

Este es un contenido reservado a socios

¿Eres socio? Identifícate para acceder

Soy socio

HAZTE SOCIO