Informe

Reparaciones urgentes: cómo evitar engaños

14 junio 2021
Instalar cerradura

Olvidarte las llaves dentro de casa o arreglar una pequeña avería puede salirte muy caro. En OCU cada año recibimos miles de denuncias relacionadas con las reparaciones urgentes. Precios abusivos y falta de información son los motivos de queja habituales. Tres consejos para no caer en la trampa.

¡Que no te time el cerrajero!

La ley protege al consumidor, también en las reparaciones urgentes. Las normas son claras y establecen unas condiciones que deben cumplir los Servicios de Asistencia Técnica de aparatos de uso doméstico. 

1. Busca profesionales de confianza

En muchas ocasiones, cuando necesitamos un servicio urgente de cerrajería o de electricidad acudimos a las páginas amarillas y llamamos a alguno de los telefonos que aparecen en anuncios grandes o, incluso, a toda página. Muchos de esos teléfonos derivan a las mismas empresas.

De hecho, es frecuente que determinadas publicidades engañosas nos hagan creer que contactamos con profesionales de nuestro municipio cuando, en realidad, estamos llamando a la centralita de otra ciudad. A pesar de utilizar el nombre de su localidad para posicionarse en los resultados de búsqueda, el técnico puede recorrer muchos kilómetros. En estos casos, te pueden inflar el concepto de "desplazamiento".

Desde OCU recomendamos que apuntes en tu agenda o en la memoria de tu teléfono móvil el número de profesionales de confianza o de tu barrio. De este modo, si surje una urgencia te resultará mucho más sencillo actuar con rapidez, pero con la tranquilidad de que no metes en tu casa a un técnico sin escrúpulos ni ética profesional.

2. Pide siempre presupuesto previo

Cuando llames por teléfono, explica tu problema y exige siempre presupuesto. Es habitual que te digan que hasta que el técnico no lo vea en persona no te pueden dar un precio. Sin embargo, en este punto, debes tener algunas cuestiones en cuenta:

  • Aunque no te den un precio cerrado, puedes pedir un presupuesto aproximado. Si no te lo dan: insiste. Cuando, a pesar de la insistencia, no te lo proporcionen, al menos puedes exigir el precio de desplazamiento, coste de mano de obra y si te incluirán algún otro concepto extra (por ejemplo: suplemento por festivo, fin de semana, nocturno, etc.). En el caso de que no te quieran facilitar ninguna información, no contrates el servicio y ponte en contacto con otra empresa o profesional más transparente.
  • A veces ocurre que creemos llamar a otra empresa, por tratarse de números de teléfono distintos, pero en realidad estamos hablando con la misma centralita. Si sospechas esto, no dudes en preguntárselo al operador y si no te convence lo que te dice, prueba con otra empresa.
  • No te conformes con el primer presupuesto. A pesar de la urgencia, es recomendable que pidas varios, ya que el precio puede variar considerablemente.
  • Cuando el precio quede abierto porque el técnico tenga que analizar y valorar la avería, puedes rechazar el presupuesto que te de en tu domicilio, en cuyo caso sólo tendrás que pagar los costes de desplazamiento, previamente acordados.

3. Si no estás conforme, no firmes nada

Algunos técnicos, relacionados con empresas de dudosa ética profesional, se aprovechan del desconocimiento de los consumidores para aplicar determinadas artimañas.

Por ejemplo, cuando no nos han dado un presupuesto telefónico y firmamos una orden de reparación en blanco, pueden anotar después un precio abusivo.

Prevenir para evitar problemas

Para evitar estas situaciones, debes saber que:

  • Aunque los precios no están regulados por ningún organismo y las empresas tienen libertad en este sentido, no pueden cobrarte hasta 500 euros más, como ocurre en ocasiones, solo por no haber exigido repetidamente un presupuesto previo.
  • El técnico tiene la obligación legal de llevar las tarifas por escrito. Si desconfías del precio que te da, exígele que te muestre la hoja de tarifas (con los datos y el sello de la empresa).
  • Si el técnico ya ha realizado la reparación pero consideras que el precio final es abusivo, no firmes la factura. No obstante, aunque sea sin firmar, consérvala: la necesitarás para reclamar.
  • Recuerda que cualquier reparación cuenta con una garantía de 3 meses.
  • No te dejes intimidar. Si se produjera una situación violenta, no dudes en llamar a la policía.

No bajes la guardia

En este vídeo de hace algún tiempo recogimos los testimonios que hace un consumidor afectado por las malas prácticas de una empresa de cerrajería y el de una ex trabajadora que renunció a su empleo por no compartir las directrices a las que le obligaban a someterse. No son fantasías: este tipo de situaciones llegan a producirse. Por eso es importante recordar tus derechos, unos derechos que OCU te ayuda a defender.

¡Que no te time el cerrajero!

Exclusivo socios ocu

Este es un contenido reservado a socios

¿Eres socio? Identifícate para acceder

Soy socio

HAZTE SOCIO
Comunidad

Inmuebles y propiedades

Conversaciones relacionadas