Noticia

Accidentes en la cuna: cuidado

07 octubre 2010
accidentes-cuna

07 octubre 2010

Para ayudar a que el bebé duerma boca arriba en la cuna, hay en el mercado unos complementos cuyo objetivo es mantener al bebé en una posición correcta: usar este tipo de objetos, u otros como mantas o almohadas para impedir que el bebé se dé la vuelta en la cuna es arriesgado, pues incrementa el riesgo de asfixia del bebé.

Para reducir el riesgo de muerte súbita del niño los pediatras recomiendan colocar al bebe sobre la espalda. Los accidentes ocurren cuando el bebé consigue darse la vuelta queda boca abajo y no es capaz de girarse de nuevo para respirar ya que habitualmente se trata de bebes de menos de seis meses de edad.

En respuesta a esa recomendación médica de que los bebés deben dormir boca arriba, varias empresas ofertan desde hace años unas mantitas con rellenos a los lados para ayudar a mantener la posición correcta. Ahora, después de unos años, la experiencia ha demostrado que este tipo de complementos suponen un riesgo de asfixia para el bebé.

En Estados Unidos ya no se usan

En Estados Unidos se han registrado 12 accidentes fatales en los últimos 13 años como consecuencia de su uso. En otros muchos casos los padres se han encontrado al bebé en posiciones de riesgo comprometidas. En vista de ello,

la administración estadounidense ha recomendado que no se utilicen más estos productos.

Consejos para prevenir accidentes

Es cierto que durmiendo boca arriba en la cuna se previenen problemas, pero los pediatras insisten en que la cuna del bebé debe tener una superficie firme y estar libre de objetos superfluos (almohadas, rellenos, juguetes u otros objetos). La recomendación para el consumidor es:

  • Coloque siempre al bebé boca arriba, sobre su espalda, por la noche o durante la siesta.
  • Deje de utilizar los posicionadores que mantienen al bebe mientras duerme. El uso de este tipo de artículo para mantener al bebé boca arriba o de lado es peligrosos e innecesario.
  • Nunca coloque almohadas, posicionadores, rellenos o colchas debajo del bebé en la cuna.
  • Si se produce un accidente por el uso de uno de estos productos, comuníquelo a las autoridades de consumo de su comunidad autónoma.  
  • Para más información consulte mobiliario infantil y de seguridad. 

Imprimir Enviar por email