Noticia

¿Por qué se deforman los neumáticos?

01 abril 2013

01 abril 2013

A diferencia de lo que muchos piensan, los neumáticos requieren mantenimiento. Debemos revisar la presión, el desgaste y si presentan deformaciones, que pueden deberse a cuestiones radicalmente distintas. Desvelamos los tipos de deformación y por qué les ocurre.

Hemos analizado dos modelos más de neumáticos (185/60R15H y 225/45R17) y en nuestro análisis hemos encontrado diferencias notables, tanto en lo que se refiere a duración como a calidad global.

Nuestra recomendación es elegir siempre neumáticos duraderos con una buena calidad/precio. Pero no debemos quedarnos ahí, puesto que, aunque muchos lo desconozcan, los neumáticos necesitan mantenimiento. No olvidemos que los cuatro neumáticos de un coche son el único punto de apoyo de éste en la carretera, y de ahí la importancia de tenerlos siempre en buen estado.

Es vital controlar periódicamente la presión, respetando la que indica el fabricante, así como el desgaste, comprobando la profundidad del surco del neumático.

Debemos revisar también si el neumático presenta irregularidades, pues suelen deberse a que no están bien colocados o alineados o, lo que suele ser peor, las deformaciones pueden deberse a algún fallo relacionado con el vehículo.

Existen diferentes tipos de desgaste dependiendo de diversos factores:

  • Desgaste más acusado en la parte central de la banda de rodadura: la causa es la presión excesiva del neumático. Solución: quitar aire hasta su nivel adecuado.
  • Desgaste más acusado en las dos partes laterales de la banda de rodadura: la causa es una presión insuficiente del neumático. Solución: añadir aire.
  • Desgaste en un único lateral de la banda de rodadura; la causa es una alineación incorrecta. Solución: llevar el automóvil al taller para alinear los neumáticos.
  • Desgaste irregular en alguna zona: la causa es un equilibrado incorrecto. Solución: equilibrado de nuevo el neumático.

Accede a nuestro Comparador de Neumáticos y elige el que mejor se adapta a tu vehículo.


Imprimir Enviar por email