Noticia

Maridajes imposibles

23 marzo 2016
vino queso

23 marzo 2016

¿Sabes qué tienen en común la comida oriental, el gazpacho, las alcachofas, el chocolate y el queso azul? Pues que son alimentos difíciles de maridar. No obstante, para un auténtico aficionado siempre hay opciones. Conócelas.

Aunque las reglas sobre maridajes son flexibles, hay comidas que se resisten a ser maridadas. Hay que tener en cuenta que el perfecto maridaje, aparte de ser aquel que más nos guste, debe ser aquel que permite complementar de una manera adecuada el alimento con el vino, bien sea por contraste o afinidad. Los sabores y sensaciones que aportan los alimentos se pueden encontrar también en el vino, pero hay ocasiones donde alguno de los dos sale estrepitosamente derrotado. Hay una lista de alimentos que son consideradas por los expertos como difíciles de maridar.

  • Alcachofas, espárragos, habas, son difíciles de maridar, aportan sabores dulces, amargos, metálicos,  se pueden complementar con vinos de Jerez (Fino o Manzanilla), o un espumoso blanco seco.
  • Escabeches, el exceso de acidez se puede compensar con un espumoso no demasiado seco, descartados los brut nature.
  • Pescados ahumados, son pescados habitualmente grasos y pesados, afortunadamente en los últimos tiempos el ahumado suele ser ligero lo que ayuda a maridar con el vino, un Chardonnay sin barrica o un espumoso blanco, puede ser la solución
  • Ensaladas, complicadas de maridar, aportan sabores ácidos y amargos, que pueden ser aplacados por los vinos de Jerez, Fino, manzanilla o Amontillado
  • Gazpacho y ajo blanco, se acoplan estupendamente con vinos  generosos, un amontillado o palo cortado
  • Quesos azules, un tinto con madera, puede ser buena solución, junto con algún vino dulce, por ejemplo un Pedro ximenez.
  • Comidas especiadas (oriental). Para comidas orientales, india, China, podemos maridar con vinos de notas especiadas,  Garnacha o Syrah
  • Comida picante, siempre que no sea excesivo el picante, podemos usar un vino blanco seco.
  • Chocolates, los sabores amargos del cacao y la sensación grasa son difíciles de combinar, un Oporto tipo Tawny, puede ser buena opción, o un tinto con cuerpo, por ejemplo un Cabernet sauvignon.

Consulta la calculadora y aprende más sobre maridaje


Imprimir Enviar por email