Noticia

Los mejores vinos para el buen tiempo

08 junio 2015

El calor no tiene por qué apartar el vino de tu mesa. El secreto para seguir disfrutando de los mejores caldos es saber combinarlos con los platos típicos del verano. Aprende a maridar como un auténtico sumiller.

Tomar vino en verano

La mayor parte de los vinos salen al mercado en primavera: los vinos jóvenes de la vendimia anterior están en su plenitud de frescura y ven la luz los vinos de campañas anteriores criados en madera. 

El consumidor tiene ante sí una amplia oferta para acompañar sus menús o aperitivos estivales. ¿Cuál elegir?

Los mejores vinos para el buen tiempo

 

 

Aperitivos

  • Patatas fritas: combinan perfectamente con un vino blanco seco, Ramón Roqueta (Chardonnay), o un rosado seco, como Ermita D´Espiells (Pinot noir) Joven.
  • Conservas de pescado (anchoas, sardinas): al ser saladas casan bien con un espumoso seco, como Juvé y Camps, reserva de la familia, o incluso con un blanco semidulce, como el Viñas del Vero (Gewurztraminer).
  • Aceitunas y encurtidos: maridan con fino o manzanilla. 

Entrantes

  • Gazpacho: combina bien con un cava rosado, como el Elyssia (Pinot noir), o con vinos generosos y secos. El salmorejo también casa con vinos generosos secos (tipo fino o manzanilla).
  • Ajoblanco: se amolda perfectamente a un rosado semiseco como el Viñas del Vero.
  • Ensaladilla con mayonesa: marida con vinos blancos fermentados en barrica, espumosos jóvenes como el Segura Viudas Brut Vintage,  o incluso con un tinto joven, el Conde de Valdemar puede ser una buena opción.
  • Croquetas y empanadillas: irán bien acompañadas de un blanco fermentado en barrica.
  • Melón con jamón: adecuada para blancos o rosados secos como el Pazo de Barrantes (Albariño), joven o el Ochoa rosado de lágrima Joven.

Arroces

  • Arroz a banda: marida bien con un rosado seco como De Casta, joven  o un tinto joven como el Nadiu, joven
  • Paella marinera: puede combinarse con un vino blanco seco (Martin Códax, por ejemplo) o un espumoso blanco como el Raimat Brut Nature (Chardonnay y Xarello).
  • Paella con carne: se adapta a un vino rosado seco como Viñas del Vero o bien un espumoso como el Raimat brut.
  • Arroz negro (con tinta de calamar): combina estupendamente con blancos secos, como El Grifo (Malvasia), o con rosados secos, como el joven Cune. 

Frituras de pescado

El pescaíto frito encuentra la mejor opción para su maridaje en un vino blanco seco, como Ermita D´Espiells blanc flor, joven. También es recomendable para maridar un generoso seco. 

Tomar vino en verano

Parrilladas y barbacoas 

  • Verduras a la parrilla: con un blanco seco como Valpincia (Verdejo) o un rosado seco como el Señorío de Sarría.
  • Aves a la parrilla: con un rosado seco, como Docetañidos o un tinto joven, como Ponte Da Boga.
  • Pescados a la parrilla (habitualmente grasos: sardinas, salmón...): combinan perfectamente con un buen vino blanco fermentado en barrica.
  • Marisco a la parrilla: admite bien un vino blanco, como Pazo Das Bruxas, o un espumoso Brut. Una buena elección es el Reina Mª Cristina Codorniu.
  • Carnes a la parrilla (costillas, chorizos, morcillas): maridan con tintos jóvenes o con cierta crianza, como el tinto Hito, C21.

Postres

  • Piña: casa con un blanco semidulce, como Viñas del Vero, Gewürtraminer.
  • Fresas con nata: maridan perfectamente con un vino espumoso, semiseco.
  • Helados: con un Pedro Ximénez, como Lustau San Emilio.