Así analizamos

Así analizamos la leche


Seleccionamos las marcas más representativas de leche semidesnatada UHT, tanto tradicionales, como "Natura".  Para realizar el estudio compramos 6 envases de un mismo lote, asegurándonos de que tuvieran una fecha de consumo mínima de 79 días. Se enviaron al laboratorio, donde se tuvieron en cuenta distintos parámetros para determinar su calidad. ¿En qué nos fijamos?

Etiquetado

Se han revisado los etiquetados, comprobando que incluen toda la información obligatoria (denominación de venta, cantidad neta, fecha de consumo preferente, conservación y modo de empleo, nº lote y RSI, datos del fabricante, e información nutricional obligatoria (valor energético, grasas, ácidos grasos saturados, hidratos de carbono, azúcares, proteínas y sal). Además, valoramos positivamente otras informaciones como el contenido de calcio, la información nutricional por vaso, las cantidades diarias orientativas de nutrientes, la procedencia de la leche (que solo aparece en el 40% de los casos) información de contacto con consumidor… El etiquetado supone un 10% de la nota final.

Composición nutricional

Valoramos el contenido en proteína, en grasa, que en todos los casos entra dentro de los parámetros aceptables, la riqueza en calcio de la leche (mayor que en la leche entera) y en fósforo. La valoración de la composición nutricional de la leche supone un 20% de la valoración global.

Calidad de la leche

Hemos valorado distintos conceptos para determinar la calidad de la materia prima y el proceso. Lógicamente, la leche no es siempre igual. Mientras que algunos parámetros (variaciones en la composición), pueden deberse a la estacionalidad, el momento del ciclo de lactación de animal, su edad… Otros  se deben al procedimiento industrial.

Para determinar la calidad de ese proceso hemos tenido en cuenta si se trata de leche envejecida, si el tratamiento térmico ha sido adecuado o excesivo (si es muy elevado se resiente el valor nutritivo, las condiciones organolépticas de la leche), si se han añadido fosfatos o leche en polvo.

En conjunto, la calidad de la materia prima supone un 20% de la valoración.

Higiene

Se ha valorado también la higiene de las muestras: hemos verificado el crecimiento de aerobios mesófilos, para comprobar si realmente el tratamiento de esterilización  UHT es correcto. Hemos encontrado presencia de aerobios mesófilos en 3 muestras, pero en ningún caso supone un riesgo. El conjunto de la higiene es un 10% de la valoración global.

Degustación

Por último, se ha realizado una prueba de degustación: se ha sometido a las leches a una degustación por un panel expertos especializados, que han valorado color, homogeneidad, olor, sabor, cuerpo, persistencia del sabor... las mejor valoradas en este sentido han sido Hacendado y Llet Nostra. En conjunto, la degustación tiene el mayor peso en la valoración global, supone un 40% de la misma.


Imprimir Enviar por email