Llama al 900813443

  • Home
  • Euríbor: un trato es un trato

Euríbor: un trato es un trato

El Euríbor está por los suelos y eso significa intereses negativos para muchas hipotecas. ¿Es tu caso? No dejes que el banco te prive de ellos porque ahora te toca a ti beneficiarte. ¡Deben aplicarse!

Hay 1684 usuarios inscritos
  1. Para participar haz clic en Únete
  2. Entrar
  3. Rellena los campos

¿Dudas sobre tus derechos?

900813443

OCU está a tu lado. Consulta www.ocu.org

Movilízate por tu derecho a beneficiarte de los intereses negativos

Como muchos españoles, es posible que tengas una hipoteca referenciada al Euríbor más un diferencial: por ejemplo, Euríbor más 0,5%, Euríbor más 1,5%, Euríbor más 2%... 

Esto quiere decir que estás devolviendo, además del capital que solicitaste en su día, unos intereses que suben o bajan en la medida que marcan las fluctuaciones del Euríbor, el índice más común y aconsejable para las hipotecas a tipo variable en España. 

La gracia de apostar por un préstamo de esta clase es que, si el Euríbor sube, tienes que pagar más intereses por tu hipoteca y el banco gana más dinero. Pero si el Euríbor baja, los intereses menguan y el préstamo te sale más barato. O sea, para ti, menos Euríbor significa más ahorro y cuanto más baje ese índice, mejor para tu bolsillo. 

Pero ¿y si el Euríbor baja tanto que los intereses empiezan a ser negativos? Esto ya está pasando y esos clientes tienen derecho a beneficiarse de la situación, porque un trato es un trato.

¿Firmaste tu hipoteca entre 2006 y 2010?

Hubo un periodo, aproximadamente entre octubre de 2006 y diciembre de 2010, en el que entidades como Bankinter, Barclays (hoy La Caixa), Deutsche Bank, ING, Ibanesto (hoy Santander) o Uno-e (hoy BBVA), entre otras, comercializaban hipotecas referenciadas al Euríbor más unos diferenciales pequeños, menores del 0,45%. Miles de usuarios se beneficiaron de esas condiciones. ¿Es tu caso? 

Exige la rebaja que te corresponde

¿Firmaste una hipoteca por aquel entonces?  El Euríbor está ahora en negativo y su descenso se ha acentuado en los últimos meses, oscilando alrededor del -0,5%. Eso quiere decir que la suma del Euríbor más uno de aquellos pequeños diferenciales da un resultado negativo, lo que debería reflejarse en el recibo del préstamo.

Muchos bancos pretenden simplemente que los intereses se reduzcan a cero. Pero si tu contrato no pone límites a la bajada del interés (y muchos no lo hacen), el banco debería aplicarte intereses negativos y girar el recibo del préstamo restando parte de la cuota que corresponde al capital pendiente.

¿Hablamos de mucho dinero? Calcula unos 130 o 150 euros al año por cada 100.000 que tengas de deuda, para un diferencial del 0,33%. ¡Poco o mucho, es tuyo!

OCU defiende tu derecho y tu dinero

Un préstamo a interés variable es atractivo para el consumidor si puede beneficiarse de las bajadas de los intereses, al igual que hace el banco con las subidas.

La nueva Ley de los contratos de crédito inmobiliario ha acabado expresamente con la posibilidad de que se apliquen intereses negativos en préstamos posteriores al 16 de junio de 2019. Pero esa condición antes no existía: para OCU, es intolerable que el banco se la invente.

  • Nos hemos dirigido al Banco de España para que fije un criterio sobre la aplicación íntegra y automática del Euríbor negativo a todas las hipotecas anteriores a esa ley y aunque indica que eso excede a sus competencias, sí ha dejado claro que ninguna normativa impide aplicar tipos de interés negativos a los préstamos anteriores al 16 de junio de 2019.
  • La propia Autoridad Bancaria Europea ha dicho que los bancos deberán pagar a sus clientes por las hipotecas que arrojen tipos de interés negativos tras sumar el diferencial, salvo que haya alguna restricción legal.
  • Por eso, en febrero solicitamos por escrito a las entidades que empezaran a aplicar los intereses negativos cuando procediera. Y después de un tiempo prudencial, hemos recibido la callada por respuesta, así que nos ponemos manos a la obra.

Si crees que un trato es un trato, únete a nuestra campaña

¿Te parece justa esta petición? ¿No sabes si te afecta esta situación? 

Únete a nuestra campaña. Te mantendremos informado de las respuestas de los bancos y de cómo debes actuar si no estás disfrutando de la rebaja que te corresponde. Además, cuantos más seamos mayor será nuestra capacidad de presión.

*Para poder disfrutar de las ventajas y servicios de esta campaña el usuario debe formar parte del programa de simpatizantes OCU. Ver información aquí.

¿Dudas sobre tus derechos?
Llama al 900813443

Preguntas frecuentes

Tus dudas sobre la campaña

¿Por qué esta acción?

Un trato es un trato y los intereses variables solo tienen gracia cuando el consumidor se beneficia de las bajadas al igual que lo hace el banco de las subidas.

Si el contrato no introduce límites a las bajadas, el banco no se los puede inventar. Y hay bancos aplicando una condición inventada según la cual el interés se reduce como mucho a cero (algunos sí han introducido este límite en sus contratos actuales, pero no es lo normal en las hipotecas de años anteriores).

¿Pero cómo va a pagar el banco por prestar dinero?

Aplicar un tipo de interés negativo durante un corto periodo de tiempo no altera, a nuestro juicio, la naturaleza del contrato de préstamo, que debe analizarse en su conjunto: al calcular la TAE desde el inicio del préstamo, incluso aunque haya un pequeño periodo con intereses negativos, esta será positiva en todos los casos, es decir, el cliente siempre pagará intereses por la deuda contraída.

Además, usted seguirá pagando su cuota mensual, aunque esta será un poco más baja.

Según el presidente de la Autoridad Bancaria Europea, que es la agencia de la Unión Europea encargada de aplicar  las normas de regulación y supervisión del sector bancario, los bancos deberán pagar a sus clientes por las hipotecas que arrojen tipos de interés negativos tras sumar el diferencial, salvo que haya alguna restricción legal.

Hay que tener en cuenta que en España la única restricción legal es la establecida por la nueva Ley reguladora de los contratos de crédito inmobiliario, según la cual el interés remuneratorio en las operaciones a tipo de interés variable no puede ser negativo. Pero eso solo afecta a los préstamos contratados a partir del 16 de junio de 2019, cuando esa ley entró en vigor. Como antes no había en nuestro ordenamiento jurídico ninguna norma que impidiera la aplicación de tipos de interés negativos, si tu firmaste tu préstamo antes de esa fecha, puedes reclamar la rebaja que venga a cuento.

¿Qué están haciendo los bancos?

Algunos bancos, si el resultado de Euríbor más el diferencial es negativo, están optando por dejar de cobrar intereses, es decir aplican un interés del 0%. Esto supone un incumplimiento del contrato y en la práctica es como si aplicaran una cláusula suelo del 0%.

¿Cómo sé si me están aplicando intereses negativos?

Necesitas examinar tu último recibo del préstamo para ver los datos que te darán la clave: cuál es tu diferencial y qué intereses te han aplicado. Si la suma del diferencial y el Euríbor da como resultado un porcentaje negativo, a partir de ese mes, a la parte de la cuota que corresponda a devolución de capital habrá que restarle los intereses negativos. Por ejemplo, un préstamo de 100.000 euros de capital pendiente y 10 años de plazo pendiente, al que tras la revisión le correspondiera un interés de -0,02%, le saldría una cuota a pagar de 832,49 euros, de la cual 834,16 sería devolución de capital y -1,67 de intereses.

¿Qué va a hacer OCU por los afectados?

En primer lugar, nos hemos dirigido a los bancos para solicitar que sigan los contratos al pie de la letra y apliquen los intereses negativos cuando vengan al caso. 

Si los bancos nos desoyen y dado que los contratos de préstamo son únicos y particulares, cada consumidor tendrá que reclamar al banco individualmente, para lo cual también contará con nuestra ayuda. 

¿Tengo que ser socio?

Para unirte a la campaña no necesitas ser socio, pero en caso de que el banco desoiga nuestra petición de aplicar los intereses negativos al pie de la letra, te prestaremos una ayuda limitada. Podrás confeccionar la carta que debes enviar al banco a título individual, usando el modelo que te proporcionaremos y los cálculos que proceden en tu caso. 

Si eres socio, podemos entablar una mediación en tu nombre con el banco.

¿Cuánto me va a costar?

La mediación es gratuita para los socios de OCU. En caso de tener que optar por la vía judicial, hemos negociado unos honorarios económicos, que se mantendrán mientras el demandante siga siendo socio de OCU.