Noticia

Las videocámaras se reinventan

25 enero 2013

25 enero 2013

El clásico vídeo de familia, con temblorosas imágenes y enfoques dubitativos, ya no basta. Presionadas por smartphones y tablets, las videocámaras sacan pecho y evolucionan hacia nuevas funciones. Siguen siendo la mejor opción para grabar con calidad. 

WiFi: sin cables ni ataduras

Sin cables de por medio, la tecnología WiFi permite transferir imágenes y vídeos a ordenadores y smartphones. También subir contenidos a Internet, compartir fotos en Facebook o Twitter o controlar la cámara desde un ordenador o smartphone

Tendrás que conectar la cámara a un red WiFi y a menudo instalar un software en tu ordenador o smartphone (presta atención: el software deberá ser compatible con el sistema operativo de tu ordenador o teléfono).

No suele haber problemas de funcionamiento, aunque otra cosa es la configuración, que puede resultar compleja.

GPS: ubicar grabaciones en un mapa

Cada vez más cámaras incluyen tecnología GPS. No sirve como navegador (no confundir con el aparato que instalamos en nuestro coche), pero permite que nuestros vídeos y fotos incluyan las coordenadas geográficas en las que fueron grabados. Es decir: películas e imágenes con "firma" geográfica.

El inconveniente principal es que hasta que la cámara localiza los satélites hay que esperar unos cuantos minutos: o esperamos pacientemente a que se cargue la información o empezamos a grabar confiando en que el vídeo dure lo suficiente como para calcular las coordenadas GPS.  

Estabilizador dual: imágenes que no tiemblan

A no ser que busquemos el efecto de ciertas películas de terror, lo ideal es que la imagen no tiemble. Como el pulso de cirujano no es habitual, los fabricantes idearon los estabilizadores de imagen, que compensan nuestros tembleques para que no se note en el vídeo.

La última mejora se llama estabilizador dual y combina un estabilizador óptico y otro electrónico, consiguiendo que las imágenes no oscilen aunque estemos en pleno movimiento (incluso si grabamos desde un coche en marcha).

Proyectar en la pared

Ya existen algunos modelos que integran un proyector LCD con luz tipo LED. Gracias a este artilugio podremos proyectar lo que acabamos de grabar sobre un muro.

Sin embargo, no es tan bonito como suena: para que sea visible deberá ser en una habitación poco iluminada y tendremos que colocarnos cerca de la pared. Además, las imágenes proyectadas aún no tienen la nitidez suficiente.

 


Imprimir Enviar por email