Alerta

El fraude con el aceite de oliva continúa

25 abril 2016
Fraude aceite de oliva

25 abril 2016

En los últimos días se ha filtrado a la prensa una carta del Ministerio de Agricultura en la que se alertaba a las Comunidades Autónomas sobre un posible fraude en las muestras de aceite. OCU exige que se hagan públicos los nombres de las marcas con los aceites afectados y pide medidas para establecer controles más rigurosos con sanciones ejemplarizantes. 

Los Ministerios de Agricultura y Sanidad tienen las sospechas “fundadas” de que hay empresas productoras de aceite que están alterando muestras de análisis contradictorios. En la carta de la Dirección General de la Industria Agroalimentaria del Ministerio de Agricultura se advierte a las Comunidades Autónomas de la constatación de esta manipulación de las muestras precintadas para evitar con ello las sanciones derivadas de una inspección, manipulando precintos y sustituyendo el contenido.

Un engaño que no afecta a tu salud, pero sí a tu bolsillo

Esta práctica pretende engañar no sólo a los consumidores sino también a la administración con el objetivo de intentar invalidar posibles sanciones. Aunque este supuesto fraude no afecta a la salud si supone un engaño económico puesto que el consumidor paga un precio muy superior por un producto de calidad inferior a la anunciada.

El problema no parece que haya acabado. La Unión Europea financia varios proyectos encaminados a seguir poniendo en marcha nuevos método para detección de fraudes. En un mercado global, como el que tenemos, el fraude es muy difícil de detectar y hay infinidad de materia primas con las que adulterarlo.

Más controles y sanciones

Ante esta noticia, exigimos que se hagan públicos los nombres de los aceites afectados por este fraude comercial lo que pueda ser una medida más disuasoria que la propia sanción.

Asimismo, también pedimos para establecer controles más rigurosos que impidan estos engaños al consumidor y sanciones ejemplarizantes para evitar un fraude que perjudica notablemente a los consumidores y merma la imagen del sector. 

La justicia ya nos dio la razón

Por desgracia el fraude en la calidad del aceite no es nuevo. A lo largo de nuestros estudios de los últimos 20 años siempre hemos encontrado algún problema, desde los resultados del año 2000 donde encontramos mezcla con aceite de semillas, hasta el último en el 2012 con fraudes en la calidad organoléptica.  En aquel momento 9 marcas no tenían las características propias del aceite virgen extra pese a venderse como tal.

A raíz de aquel estudio del 2012 algunas marcas demandaron a OCU. Las sentencias que han desestimado dichas demandas han confirmado el trabajo riguroso de OCU en su denuncia contra un fraude que a la vista de estas informaciones a día de hoy persiste.


Imprimir Enviar por email