Guía de compra

Tarjetas o USB ¿qué tipo de memoria me conviene más?

30 abril 2019
memoria

30 abril 2019

Si necesitas almacenar, copiar, transferir ficheros… tienes distintas opciones para hacerlo: lo más habitual es recurrir a una tarjeta SD o a una llave USB. ¿Cuál te interesa más? Te contamos pros y contras de cada opción.

Esas fotos que quieres conservar, una película que has descargado para ver en otro momento, documentos de trabajo… a diario manejamos archivos de datos o multimedia, que copiamos, conservamos, trasladamos de un sitio o de un dispositivo a otro. Una buena forma de hacerlo es recurrir las tarjetas de memoria o a un USB.

Cada formato es adecuado para un uso: las llaves USB son la mejor solución para transferir ficheros entre diferentes dispositivos, mientras que las tarjetas se usan principalmente en teléfonos móviles, cámaras de fotos, etc.

Llaves USB

Las memorias USB son el sistema de almacenamiento y transporte personal de datos más utilizado. 

USB (Universal Serial Bus), es un dispositivo de almacenamiento que utiliza una memoria flash para guardar información. Estos dispositivos reciben distintos nombres, conciéndose también como pendrive, lápiz de memoria, lápiz USB o llave de memoria. El BUS es el canal por el que circulan los datos entre la memoria portátil y el dispositivo.

Las llaves con BUS 3.x tienen velocidad de transmisión 10 veces superiores a su antecesor 2.0. En teoría, las USB 3.1 alcanzan los 10 Gbps, mientras que los 3.0 llegan al 3.0… pero claro, esa es la velocidad teórica: la velocidad siempre viene determinada por el dispositivo más lento, si conectamos un pendrive 3.1 a un puerto USB 2.0 de un ordenador portátil, la velocidad de transferencia se verá limitada por el puerto del ordenador.

Tarjetas de memoria

Una tarjeta SD (Secure Digital) es una tarjeta de memoria para almacenar contenidos en dispositivos portátiles como cámaras digitales, teléfonos móviles, ordenadores portátiles, tabletas, …  Hay distintos tipos de tarjetas de memoria.

Por su tamaño:

  • Tarjeta SD (estándar): 32 mm de alto x 24 mm de ancho x 21 mm de grosor. Es el formato más común en cámaras digitales
  • Tarjeta miniSD: 21,5 mm de alto x 20 mm de ancho x 14 mm de grosor.
  • Tarjeta microSD: 15 mm de alto x 11 mm de ancho x 10 mm de grosor. Habitual en teléfonos móviles o tabletas.

Se pueden utilizar las tarjetas micro SD o mini SD en un puerto para tarjetas SD estándar con un adaptador que en numerosas ocasiones se incluye al adquirir la tarjeta.

Por su capacidad:

  • SD o SD SC (Standard Capacity), capacidad hasta 2GB.
  • SD HC (High Capacity): hasta 32GB.
  • SD XC (eXtended Capacity): hasta 2TB.

Por la clases de velocidad:

El número define la velocidad de la tarjeta: 2 para 2MB/s, para 4MB/s, etc. Las tarjetas clase 6 o menos, usan un BUS estándar, pero a partir de clase 10 podemos encontrar buses de alta velocidad (UHS o Ultra High Speed) con velocidades mínimas de escritura de 10 MB/s U1 o 30 MB/s U3.

Al comprar una tarjeta SD, por tanto...

  • Comprueba el tamaño necesario (estándar, micro o mini).
  • Fíjate en el logo que nos indicara si nuestro dispositivo funciona con tarjetas SD, SD HC o SDXC.
  • Posteriormente elige la capacidad.
  • Por último, cuanto más rápida, mejor. Asegúrate de que el dispositivo sea compatible con tarjetas UHS, si no, no podrás aprovechar ese plus de velocidad. De momento solo son compatibles los dispositivos de las gamas más altas.

Elige una buena y cuídala

Una buena memoria da para mucho: en 128GB tienes espacio para 16 horas de video FullHD (1080p) o 32.000 canciones o más de 23.000 fotos. ¿Te convence? Ahora solo tienes que escoger el tipo de producto.

capacidad

Además, la vida útil de las memorias, según indican los fabricantes, oscila entre 10.000 y 100.000 ciclos de escritura y como es lógico depende del uso que hagas de ellas.

Tanto si buscas una tarjeta de memoria, como si quieres una llave USB, te ayudamos a elegir un buen producto:

Consulta el comparador