Desde OCU deseamos informarte que nuestra página web utiliza cookies propias y de terceros para medir y analizar la navegación de nuestros usuarios con el fin de poder ofrecerte productos y servicios de tu interés. Mediante el uso de nuestro sitio web aceptas esta Política y consientes el uso de cookies. Puedes cambiar la configuración u obtener más información consultando aquí.

Competencia

El Banco de España responde (tibiamente) a la denuncia por dobles comisiones en cajeros

09 ago 2015
El Banco de España ha respondido de manera imprecisa ante la denuncia presentada por OCU contra el cobro de una comisión de dos euros por la retirada de efectivo en los cajeros. Caixabank abrió la veda; BBVA y Santander anunciaron que se sumarán a este atropello contra los consumidores a partir del próximo mes de septiembre. OCU ha denunciado estas actuaciones ante el Banco de España y la respuesta no puede ser más indeterminada.
En curso

El Banco de España ha respondido de manera imprecisa ante la denuncia presentada por OCU contra el cobro de una comisión de dos euros por la retirada de efectivo en los cajeros. Caixabank abrió la veda; BBVA y Santander anunciaron que se sumarán a este atropello contra los consumidores a partir del próximo mes de septiembre. OCU ha denunciado estas actuaciones ante el Banco de España y la respuesta no puede ser más indeterminada.

OCU solicitó la devolución inmediata de los cargos cobrados indebidamente y la apertura de un procedimiento sancionador contra BBVA, tal y como hizo contra la actuación de Caixabank. En su denuncia ante Banco de España, OCU pidió nuevamente al regulador que se aclaren los límites máximos para todas las comisiones que puedan aplicar las entidades por los servicios de retirada de efectivo que prestan, teniendo en cuenta los servicios efectivamente prestados y los gastos ocasionados.

La imprecisión y vaguedad de la respuesta del Banco de España a la denuncia presentada por OCU causa una vez más indefensión en los consumidores ante actuaciones abusivas por parte de una banca sometida a escasos controles efectivos por el regulador.

Así, en su respuesta, el Departamento Jurídico del Banco de España señala que efectivamente la retirada de efectivo en los cajeros constituye un único servicio, tal y como sostiene OCU, y por tanto corresponde un único cargo: “...esta Institución considera que la retirada de efectivo a través de un cajero automático es un único servicio de pago por el que únicamente se podría cobrar una comisión, bien por la entidad emisora de la tarjeta- que, a su vez, en virtud de acuerdos interbancarios existentes, abona una tasa de intercambio a la entidad propietaria del cajero- o bien por la entidad propietaria del cajero”.

Parece ser que se recoge el criterio mantenido por OCU: si ya se cobran tasas de intercambio, el cobro de una comisión de dos euros supondría una doble carga, lo que está prohibido.

No obstante, el regulador anuncia que no abrirá expediente sancionador ni exigirá la devolución de lo cobrado, en contra de la postura de OCU; y se limita a señalar que “…se ha dirigido una comunicación a las asociaciones representativas de las entidades que desarrollan servicios de pago a fin de comunicarles que, a juicio del Banco de España, la retirada de efectivo a través de cajeros constituye un único servicio de pago que, de ser remunerado, debe serlo a través de una única comisión…e instarles a que adopten las medidas necesarias para garantizar… que sólo se proceda al cobro de una comisión por estas operaciones”.

OCU no entiende ni puede compartir que el Banco de España acoja el criterio de no permitir los dobles cargos en la retirada de efectivo en los cajeros y sin embargo lo consienta, en una actuación que atenta una vez más directamente contra intereses de los usuarios, favoreciendo nuevamente a la banca.

La situación tolerada hasta el momento supone que casi el 50% de la red de cajeros en España, sin perjuicio de que otros bancos sigan la iniciativa de Caixabank, Santander y BBVA, cobren dos euros por cada retirada de efectivo, cuando ya se están cargando unas tasas de intercambio; la decisión es claramente injustificada y no responde a nuevos servicios ni a situaciones justificadas o amparadas por ninguna normativa. Caixabank es el banco español con un mayor número de cajeros, con un total de 9.544 repartidos por todo el país, seguido de BBVA y Banco Santander, con más de 7.000 cada uno.

OCU insistirá en la defensa de los usuarios por todos los medios a su alcance ante este abuso sin justificaciones, incluyendo actuaciones ante el regulador de Competencia y las autoridades europeas.