Los sitios de OCU
Noticias

Nuevas etiquetas energéticas para el aire acondicionado

16 julio 2012
Nuevas etiquetas energéticas para el aire acondicionado

Los aparatos de aire acondicionado tienen nueva etiqueta energética, una novedosa escala con baremos de la A a la G, que a partir de 2015 irá incorporarando el signo + en la parte superior de la escala.

La etiqueta energética de acondicionadores de aire, introducida por la Directiva Europea 2002/31/CE, estableció diferentes escalas de clases energéticas para diferenciar equipos 'split' (y multisplit), monobloques, para aparatos portátiles. Sin embargo, para la mayoría de los casos, y sobre todo tomando en cuenta los acondicionadores de aire con bomba de calor y sistemas 'inverter' (que trabajan a cargas parciales de rendimiento), la información en la etiqueta suele ser insuficiente e incorrecta cuando se compara con el uso real.

La única ventaja de ese método utilizado (un método insuficiente) era el mismo para todos los dispositivos. Por ello surgía un nuevo esquema de etiquetado energético para acondicionadores de aire, definido en el Reglamento 626/2011 de la Comisión Europea. Entró en vigor en julio de 2011 y será de obligado cumplimiento desde 2013.

Las novedades

El Reglamento introduce dos escalas de eficiencia de energía basadas en la función principal y en determinados aspectos importantes para el consumidor. Dado que los acondicionadores de aire se utilizan principalmente en las condiciones de carga parcial, las pruebas de eficiencia se han adaptado, excepto para acondicionadores portátiles.

El método de medición denominado "estacional" tiene mejor en cuenta los beneficios los sistemas 'inverter'. El nuevo cálculo tiene en cuenta el funcionamiento del aire acondicionado en cargas parciales (4 condiciones de medición diferentes) y también otros consumos, como el de stand-by, el 'modo apagado' y el del dispositivo cuando el compresor no funciona (condición de termostato apagado).

Todos los consumos se introducen en un cálculo de las ratios de eficiencia energética estacional de enfriamiento (SEER) y calentamiento (SCOP). Estos índices serán la base para la atribución de la clase de energía.

Otra diferencia importante es que el cálculo se realiza para tres climáticas europeas independientes. Sin embargo, esto sólo ocurre en modo calefacción. Para el modo de refrigeración, el cálculo se realiza sólo para un escenario.

El nuevo método de cálculo de eficiencia establece requisitos de eficiencia energética mínimos que son superiores a los actuales, por tanto esto obliga a una reclasificación de estos aparatos.

Otra escala

En consecuencia, los acondicionadores de aire tienen una nueva escala de clase de eficiencia de energía de la A a la G, que incorporará el signo + en la parte superior de la escala cada dos años (enero de 2015), hasta alcanzar la clase A +++ (enero de 2017).

Las nuevas etiquetas de energía se verán de la siguiente forma:

Etiqueta energética. Etiqueta energética.

Al servicio de 345.000 socios.