Los sitios de OCU
Noticias

Antibióticos: hay que usarlos bien

18 noviembre 2011
Antibióticos: hay que usarlos bien

Catarros, resfriados, gripes son enfermedades causadas generalmente por virus: contra ellos nada pueden los antibióticos. Además, el uso indebido de estos fármacos tiene consecuencias negativas para nuestra salud, ya que puede contribuir a la aparición de resistencias bacterianas.

Los antibióticos son un arma muy poderosa para combatir las enfermedades infecciosas de origen bacteriano. Pero las gripes o resfriados son afecciones causadas por virus, por lo que no se curan con antibióticos.

Desde la OCU aconsejamos seguir los consejos de los médicos y combatir los síntomas de gripes y resfriados adoptando otro tipo de medidas: hacer reposo, beber muchos líquidos, tomar analgésicos para combatir la fiebre y el dolor, etc.

Y por supuesto, también es importante la prevención: en ese sentido, la vacunación contra la gripe es la medida básica para reducir el riesgo de contraer una infección viral. Extremar las medidas de higiene, lavándose las manos con frecuencia, es también una medida preventiva fácil de adoptar.

Lo que no es modo alguno aconsejable es recurrir a los antibióticos ante el primer síntoma de fiebre o malestar: el abuso de los antibióticos es un problema de salud pública, ya que a la larga contribuye al desarrollo de resistencias bacterianas. Si no atajamos ese uso desmedido algunas infecciones podrían volver a no tener cura.

Conseguirlo requiere el esfuerzo de todos (médicos, farmacéuticos, autoridades sanitarias…), pero también está en manos de los usuarios poner freno al recurso indiscriminado a estos fármacos. Éstos son los consejos de OCU-Salud para hacer un buen uso de los antibióticos:

  • Si pertenece a un grupo de riesgo (mujer embarazada, persona mayor, diabético, enfermos crónicos...), hable con su médico sobre la posibilidad de vacunarse contra la gripe. La campaña de vacunación tiene lugar durante octubre y noviembre.
  • No presione a su médico para que le prescriba un antibiótico, ya que no siempre es el mejor tratamiento para la enfermedad.
  • Para que el antibiótico sea eficaz es fundamental respetar escrupulosamente las pautas del tratamiento (dosis y duración). Piense a qué horas le viene mejor tomarlo y sea consciente de que la primera toma condicionará el resto. Es muy importante no saltarse ninguna.
  • Aunque los síntomas de la enfermedad remitan, siga tomando el antibiótico hasta acabar el tratamiento. Si lo interrumpe pueden quedar bacterias vivas y volverse resistentes al fármaco.
  • No reutilice antibióticos que tenga guardados en el botiquín de casa o que le hayan prescrito a otra persona. Tomar un antibiótico inadecuado puede empeorar su enfermedad.
  • Si el antibiótico que está tomando le provoca algún efecto secundario, informe a su médico.
  • Notifique cualquier problema con antibióticos a través del formulario ADVERSIA.


Al servicio de 345.000 socios.