Los sitios de OCU
Informe

Botiquín doméstico

1 abril 2011
Botiquín doméstico

En todos los hogares hay que contar con un pequeño botiquín casero. Es un elemento necesario, indispensable para atender pequeños accidentes o dolencias leves. Y también puede contener la medicación crónica de un paciente que lo necesite.

¿Cómo gestionar el botiquín moderno?

El botiquín casero debe estar siempre actualizado.

  • No debe contener medicamentos caducados: si sobran medicamentos tras un tratamiento, hay que deshacerse de manera correcta de ellos, llevándolos al Punto Sigre de la Farmacia. Así evitaremos problemas.
  • Conserve los medicamentos en sus envases originales, junto con su prospecto: así se podrán consultar sus indicaciones, contraindicaciones o efectos secundarios y asegurarnos de su caducidad.
  • Es buena idea incluir en el botiquín un libro de primeros auxilios, o algunos teléfonos de urgencias, como por ejemplo el número del servicio de información toxicológica.
  • Revise el contenido del botiquín periódicamente (al menos un par de veces al año) y lleve los medicamentos caducados al Punto Sigre.
  • No conserves en el botiquín una vez usados colirios, jarabes que hay que preparar, fórmulas elaboradas en farmacia.
  • Evita tener envases repetidos, medicamentos con el mismo nombre genérico pero de diferentes marcas.
  • Asegúrese de que cuenta con el material necesario. Pero en función de los componentes de la unidad familiar (si hay niños, ancianos…) y de los síntomas que se presentan a menudo en cada caso, puede que convenga adaptar el listado de medicamentos básicos para cada hogar.
  • ¿Quieres tener en orden tu botiquín? Imprime el documento que encontrarás en Recursos y pégalo en la puerta o consérvalo en el interior y úsalo para revisar el contenido del botiquín.


Anexos

Al servicio de 345.000 socios.