Noticias

¿Plancha o centro de planchado?

3 noviembre 2014
¿Plancha o centro de planchado?

Hemos actualizado nuestros comparadores de Centros de planchado y planchas de vapor y sus precios para ayudarte a decantarte por un sistema u otro. Nuestra experiencia nos dice que la calidad de planchado es prácticamente igual de buena en ambos casos.

Nadie nos libra de planchar... pero la tarea es más liviana con un buen compañero de fatigas. Para ayudarte a elegir, actualizamos con los últimos modelos y precios los comparadores de 

Sea cual sea el tipo de plancha que andes buscando, te ayudamos a acertar. Si tienes dudas: sigue leyendo.

Así los analizamos

¿Plancha o centro de planchado?

Nuestra experiencia nos dice que la calidad de planchado es prácticamente igual de buena si comparamos las planchas convencionales y los centros de planchado. 

La principal diferencia está en la disponibilidad de vapor.

En cuanto al equipamiento, tampoco hay mayores diferencias en cuanto a posibilidades (súper-vapor, spray frontal...), sistemas anti-cal o tipo de suela.

La cuestión  que se le plantea al usuario es valorar cuánta ropa se desea planchar. 

Dependerá de las necesidades y limitaciones de cada usuario (económicas, de espacio, de manejabilidad), interesará más un tipo un otro de plancha. En cualquier caso, ants de adquirir un sistema de planchado u otro (plancha convencional o centro de planchado) se deben tener en cuanta varios aspectos.

  • Cantidad de ropa que desea planchar. El depósito de agua, a presión o no, da para planchar una gran cantidad de ropa.
  • Dimensiones. Los centros de planchado son voluminosos: pesan hasta 6 o 7 kg con el depósito de agua lleno. Sin embargo, la plancha es más ligera, ya que no lleva incorporado el depósito de agua.
  • La calidad del planchado es muy elevada.
  • Posibilidad de regular el caudal de vapor.
  • Tipo de suela. Normalmente sólo se produce vapor cuando la plancha está muy caliente (posición ooo o máximo). Para planchar tejidos que no soportan temperaturas tan altas (sintéticos, lana, seda...), no queda más remedio que planchar sin vapor, salvo que pongamos la suela adicional, que sirve de aislante al tiempo que deja pasar el vapor. Resulta útil, pero consume más electricidad y, además, se debe tener cuidado al poner y quitar la suela cuando la plancha está caliente, pues el riesgo de quemarse es muy alto.

La mejor superficie para planchar

En muchas planchas la superficie que desliza está fabricada a base de aluminio, un material que también destaca por su ligereza, pero que suele presentar más problemas de resistencia cuando tiene que enfrentarse a golpes y rozaduras. A continuación describimos los principales materiales empleados y sus propiedades:

  • Aluminio: No desliza bien y la suela se pega a veces a la ropa. Las placas de aluminio tienen una baja resistencia al rayado. La única ventaja es su bajo peso.
  • Acero inoxidable: El deslizamiento depende del tratamiento del acero, al igual que el rayado. La mayoría de los usuarios profesionales suelen elegir este material.
  • Esmaltados de acero: Excelente deslizamiento y alta resistencia al rayado.
  • Revestimientos de acero y cerámicos especiales: Algunos de ellos son excelentes. La resistencia al rayado depende del revestimiento.
  • Es habitual que los fabricantes denominen a sus suelas con nombres exóticos, como "Saphir ultra duro", "láser de acero inoxidable" o "ULTRAGLIDE. No te dejes llevar por ellos, sino por los resultados de nuestros comparadores.