Informe

Depósitos a plazo: una inversión sencilla

8 mayo 2012
Depósitos a plazo

Los depósitos son productos seguros, aunque no tan rentables como anuncia su publicidad. Sepa cuáles son los mejores.

¿Qué son los depósitos?

El fundamento de los depósitos es muy simple: el ahorrador coloca su dinero en una entidad que, a cambio de la certeza de disponer de él durante un tiempo determinado, le remunera con una rentabilidad ya establecida de antemano. Cuando se cumple el plazo del depósito, el inversor recupera su dinero... acrecentado con los intereses.

Si el ahorrador desea liquidar la inversión antes del plazo de vencimiento de sus depósitos, será penalizado (aunque siempre recuperará la cuantía invertida). Por tanto, si no sabe con certeza cuando va a necesitar su dinero, es mejor meterlo en una cuenta de alta rentabilidad, que combina una remuneración similar a los depósitos con la liquidez de una cuenta corriente.


Al servicio de 345.000 socios.