Informe

Seguros de vida

1 enero 2011
Seguros de vida

Si quiere asegurarse de que su familia no pasa apuros cuando usted fallezca o si sufre un percance que le incapacita, estime en qué situación quedarían y contrate, si es necesario, un seguro de vida. Le contamos en qué debe fijarse.

Determine si lo necesita

El primer paso antes de contratar un seguro de vida es estimar las necesidades futuras de su familia tomando como base los gastos presentes.

  • Sume el dinero que habitualmente gasta cada año y añada las deudas pendientes (cuotas de hipoteca, préstamos, etc.).
  • Estime los ingresos: cuente los salarios que sus familiares aportan al hogar, calcule si podrán recibir alguna pensión de viudedad u orfandad (consulte en la Seguridad Social para que le hagan una estimación de cuánto cobrarían) y añada otras rentas de las que puedan disponer como fondos, acciones o inmuebles en alquiler.
  • Reste los gastos de los ingresos futuros. Si el balance es positivo, no necesita hacerse un seguro. Si es negativo, sería prudente asegurarse.
  • Para determinar el capital que debe contratar, tome la diferencia entre gastos e ingresos y multiplíquela por el número de años durante los cuales cree que va a ser necesaria esa cantidad, por ejemplo, hasta que sus hijos tengan edad de independizarse. Así, si la diferencia entre gastos e ingresos es de 20.000 euros anuales y sus hijos tienen alrededor de 10 años de edad, sería adecuado contratar un seguro que cubra sus necesidades durante al menos 15 años, esto es, con un capital de 300.000 euros (20.000 x 15).


Anexos

Al servicio de 345.000 socios.