Desde OCU deseamos informarte que nuestra página web utiliza cookies propias y de terceros para medir y analizar la navegación de nuestros usuarios con el fin de poder ofrecerte productos y servicios de tu interés. Mediante el uso de nuestro sitio web aceptas esta Política y consientes el uso de cookies. Puedes cambiar la configuración u obtener más información consultando aquí.

Salud

OCU recomienda consultar con el médico antes de interrumpir el tratamiento con ranitidina 

02 oct 2019
  • La Organización de Consumidores, de acuerdo con la información hecha pública por la AEMPS, considera que no está justificado que los pacientes interrumpan los tratamientos con ranitidina sin consultar antes con su médico, ya que el riesgo de dejar de tomar el medicamento puede ser mayor que el derivado de la posible presencia de nitrosaminas
  • OCU hace un llamamiento a la tranquilidad y subraya que la retirada de ranitidina tiene un carácter preventivo por el potencial daño acumulativo que pudiera producir la impureza, detectada gracias a los cada vez mayores controles que hay sobre los medicamentos, pero no porque haya habido ninguna persona a la que le haya causado problemas

La Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS) ha retirado todos los lotes de ranitidina en comprimidos tras detectar una impureza probablemente carcinógena, N-Nitrosodimetilamina (NDMA), en varios de ellos. Ante esta situación, la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) recomienda tranquilidad y recuerda a los usuarios la necesidad de consultar con su médico ante cualquier duda. 

Esta retirada, que se está realizando también a nivel europeo e internacional, es una medida de precaución que adopta la AEMPS con el fin de reducir al mínimo la exposición a la impureza NDMA, una nitrosamina potencialmente carcinógena detectada en algunos lotes

La retirada afecta solo a los comprimidos:  los medicamentos con ranitidina intravenosa permanecen en el mercado y no son objeto de retirada, al ser esenciales en algunas indicaciones terapéuticas.

Tranquilidad: no hay evidencia de daños

La NDMA está clasificada como un probable carcinógeno en humanos en base a estudios en animales. La Organización recuerda que esta sustancia está presente en algunos alimentos y en algunas fuentes de agua, pero no es esperable que cause ningún daño cuando se ingiere en cantidades muy pequeñas. De hecho, con los datos disponibles, no hay evidencia de que la presencia de esta sustancia haya podido producir daño alguno a los pacientes que han consumido el medicamento. No obstante, el potencial riesgo derivado del efecto acumulativo de esa sustancia hace que, a juicio de AEMPS, sea necesario adoptar medidas de precaución para evitar su presencia en medicamentos. 

No suspender el tratamiento por cuenta propia

OCU considera que, de acuerdo con la información hecha pública por la AEMPS, no está justificado que los pacientes interrumpan los tratamientos con ranitidina sin consultar antes con su médico, ya que el riesgo de dejar de tomar el medicamento es mayor que el derivado de la posible contaminación con nitrosaminas.

En el mercado hay otros medicamentos, con otros principios activos, que tienen las mismas indicaciones terapéuticas, como los inhibidores de la bomba de protones (omeprazol, pantoprazol o lansoprazol) o la famotidina (antagonista de los receptores H2 como la ranitidina).

Por ello, OCU recomienda que, si el paciente está en tratamiento con ranitidina, lo mejor es que consulte con su médico la posibilidad de sustituirla por alguna de las alternativas.

Más información en este enlace 

Más información (medios de comunicación): Eva Jiménez Tfno.: 91 722 60 61 - prensa@ocu.org  www.ocu.org

OCU es una organización sin ánimo de lucro e independiente, gracias el apoyo de sus más de 250.000 socios. Como organización de usuarios, OCU tiene como objetivo contribuir e influenciar, para conseguir el bienestar común de todos los usuarios en España, con trasparencia y ofreciendo contenidos e informaciones cercanas y útiles que hacen posible que los usuarios se enfrenten a la contratación de servicios y adquisición de productos bien informados.