Desde OCU deseamos informarte que nuestra página web utiliza cookies propias y de terceros para medir y analizar la navegación de nuestros usuarios con el fin de poder ofrecerte productos y servicios de tu interés. Mediante el uso de nuestro sitio web aceptas esta Política y consientes el uso de cookies. Puedes cambiar la configuración u obtener más información consultando aquí.

OCU valora positivamente las modificaciones sobre bono social y suministro de energía

13 abr. 2020
  • El Gobierno amplía la cobertura de los suministros de energía para proteger a los consumidores
  • Se incluyen también medidas excepcionales para que más hogares puedan beneficiarse del bono social eléctrico

Ante la crisis del coronavirus y la situación de vulnerabilidad en la que viven un gran número de familias españolas, el Gobierno ha tomado medias adicionales respecto al bono social y al suministro energético para beneficiar a un mayor número de consumidores.

 

Bono social

 

A las medidas ya desarrolladas en torno al bono social, como es la prórroga del actual bono social hasta 15 septiembre de 2020, se incorpora ahora una medida que la Organización de Consumidores y Usuarios considera positiva al añadir un nuevo colectivo que puede ser considerado consumidor vulnerable a efectos del bono social. Es el de aquellos trabajadores o profesionales que tengan un nivel de ingresos familiares no elevados y que además se hayan visto afectados por el COVID.

 

En concreto:

- Los ingresos familiares anuales (unidad familiar fiscal) recogidos en la última declaración de la renta presentada no podrán ser superiores a 2.5 veces el IPREM (18.799€). Si hay un menor 22.559€ y si hay dos 26.318.6€.

 

- Además deberá estar en alguna de estas dos situaciones:

Que alguno de los miembros de la unidad familiar se encuentre afectado por un Expediente de Regulación de Empleo, autorizado por la autoridad laboral que tenga su causa directa en pérdidas de actividad como consecuencia del COVID-19.

Que alguno de los miembros de la unidad familiar sea profesional por cuenta propia o autónomos, y tengan derecho a la prestación por cese total de actividad profesional o por haber visto su facturación en el mes anterior al que se solicita el bono social reducida en, al menos, un 75% en relación con el promedio de facturación del semestre anterior.

La concesión de este bono social tendrá una validez máxima de 6 seis meses y es importante tener en cuenta que si cambian las circunstancias del solicitante (por ejemplo, fin del ERTE) deberá ser él mismo quien comunique que ya no procede abonarle el bono social.

 

OCU valora positivamente esta medida ya que aborda uno de los problemas del actual bono social. Cuando se produce una pérdida importante de ingresos no se puede ser beneficiario hasta que la presentación de la siguiente declaración de la renta no recoja esas mermas de ingresos. OCU considera que esta medida, que ahora se presenta como provisional, debe ser considerada para aplicarla, con ajustes, en futuros desarrollos del bono social.

 

Sin embargo, lamenta que teniendo en cuenta los plazos necesarios para poder justificar la situación, los tiempos que lleva gestionar la solicitud y los previsibles errores (lo que ya ocurrió con el bono social) es posible que su efecto práctico no sea muy elevado y que no sean muchos los usuarios que finalmente puedan beneficiarse de esta medida.

 

OCU recuerda que, en cualquier caso, lo aconsejable es que los solicitantes, si en algún momento pasan a cumplir alguno de los criterios base del bono social, vuelvan a hacer una solicitud incluyendo esos criterios. Son todavía muchos los hogares que podrían ser beneficiarios de bono social eléctrico (y por lo tanto también del bono social térmico) y por falta de información no han tramitado su solicitud.

 

Más información sobre cómo conseguir y conservar el bono social en este enlace

 

Energía y otros suministros

 

El Gobierno ha modificado además las medidas planteadas inicialmente para garantizar los suministros esenciales. En su momento se protegía de cortes de suministro de electricidad, gas natural y agua solo a los beneficiarios del bono social eléctrico, mientras que ahora durante el periodo de estado de alarma:

 

- La protección se amplía al 100% de los hogares en su residencia principal.

- Se amplía también al suministro de GLP.

- Los plazos para requerimiento fehaciente del pago y suspensión quedan paralizados durante el estado de alarma, por lo que no se podrían cortar de manera inmediata.

- Adicionalmente se clarifica que la congelación de precios regulados de GLP y gas natural durante 6 meses se limitará exclusivamente a las posibles subidas. En el caso de que en las revisiones bimestrales o trimestrales resulte una bajada de precios, esta se aplicará normalmente.

 

Esta es una medida positiva para los usuarios. La Organización de Consumidores y Usuarios recuerda, no obstante, que los usuarios deben seguir pagando las facturas. La deuda generada continúa estando pendiente independientemente de las medidas extraordinarias presentadas.

 

En su afán por dar servicio a todos los consumidores OCU pone a disposición de todos ellos un comparador de tarifas de electricidad y gas en este enlace.

 

Más información en este enlace

 

Para más información (medios de comunicación): Teléfono: 91 722 60 61 prensa@ocu.org  www.ocu.org #YoMeQuedoEnCasa