Desde OCU deseamos informarte que nuestra página web utiliza cookies propias y de terceros para medir y analizar la navegación de nuestros usuarios con el fin de poder ofrecerte productos y servicios de tu interés. Mediante el uso de nuestro sitio web aceptas esta Política y consientes el uso de cookies. Puedes cambiar la configuración u obtener más información consultando aquí.

Movilidad, consumo sostenible y RSE

OCU pone en marcha la campaña “Movilidad Inteligente”

12 sep. 2019
Bajo el lema sumarte a una movilidad inteligente, multiplica tu calidad de vida OCU lanza su nueva campaña “movilidad inteligente” que pretende contribuir a generar un debate sobre las alternativas para mejorar la movilidad en un entorno donde aparecen nuevas formas de transporte, nuevas formas de acceso a la propiedad de esos medios y donde la reducción del impacto ambiental y los niveles de contaminación son una obligación para todos

La realidad es que el coche sigue protagonizando la movilidad de las familias. Y su coste no es baladí. Un reciente estudio de OCU revela que el gasto medio de un coche, suponiendo la amortización del vehículo, los impuestos, el seguro, las reparaciones o el carburante suman 5.830 € al año. De hecho, este último gasto, el del carburante, representa casi el 4% del presupuesto anual de las familias.

 

Por eso una de las acciones de la campaña es la puesta en marcha de una nueva edición de la compra colectiva de carburantes que, tiene como objetivo abaratar el gasto en combustible de los usuarios y al igual que el resto de las compras colectivas promovidas por OCU, busca mejorar la competencia en los mercados mediante una forma de acceso alternativa a bienes y servicios.

 

Además de los aspectos relacionados con el bolsillo, la movilidad tiene una fuerte incidencia en la salud. La mejora de la calidad del aire es ya una obligación para todos. OCU recuerda que la Agencia Europea de Medio Ambiente cifra en más 518.000 muertes prematuras provocadas de forma directa por la contaminación atmosférica de la que es en gran parte responsable el tráfico rodado. Un nuevo estudio de OCU sobre la contaminación en algunas ciudades españolas señala que los ciudadanos están, de manera cotidiana, expuestos a niveles de contaminación atmosférica no recomendables para su salud, por lo que es necesario promover otras formas de transporte con menor impacto ambiental.

 

Por todo ello OCU pone en marcha esta campaña para movilizar a los consumidores y llevar a las diferentes administraciones implicadas que tomen una serie de propuestas para la mejora de la movilidad como son:

 

1. La ciudad es de todos: apoyar la convivencia. Peatones, bicicletas, coches... la ciudad es de todos, y todos tienen cabida en ella. La mejora de la movilidad, la salud y el medioambiente pasa por fomentar formas alternativas de desplazamiento. 

2. Potenciar el transporte público. Revisando las tarifas, facilitando el uso combinado de distintos medios de transporte, así como ampliando la oferta pública a las necesidades reales de los usuarios, tanto en la red como en la frecuencia de paso. 

3.Reducir el número de desplazamientos al trabajo. Promoviendo el trabajo desde casa, poniendo autobuses a disposición de los trabajadores, favoreciendo el uso de coches compartidos y fomentando unos horarios laborales flexibles.

4. Mejorar el diseño de las ciudades y nuevos barrios. Más carriles bici, más recorridos peatonales y un desarrollo urbanístico inteligente, donde cada barrio ofrezca todo tipo de servicios (educativo, sanitario…) y de usos (residencial, industrial y comercial).

5. Apoyar el uso de los automóviles menos contaminantes. Para ello las etiquetas medioambientales de la DGT, así como el impuesto de matriculación y de circulación deberían asociarse a la contaminación real de cada vehículo, no de la cilindrada o la tecnología del motor.

6. Fomentar la conducción eficiente. Acelerar innecesariamente o mantener el coche en marcha cuando está detenido son formas de contaminar más. Es preciso reeducar en la conducción a través del examen de conducir y cursos para profesionales del transporte.

7. Optimizar el transporte de mercancías. En España, las mercancías se transportan mayoritariamente por carretera. Sin embargo, existen otros medios mucho más eficientes, como el ferrocarril o el barco, que generan menos impactos y ayudar a mejorar la movilidad.

8. Fomentar la renovación de las flotas de transporte público. La renovación de flotas por otras menos contaminantes, como los vehículos híbridos o de gas natural, permite disminuir la contaminación. Una estrategia que se puede apoyar con medidas de tipo económico y fiscal.

9. Fomentar el uso de la bicicleta en la ciudad. Es bueno para el medio ambiente, para la salud y reduce los atascos. Pero construir kilómetros de carril bici no resulta eficaz si no están conectados entre sí o bien si la bici no puede subirse luego al transporte público.

10. Controlar la publicidad de automóviles. Para que las emisiones contaminantes sean un criterio de compra, para que se comparen las emisiones con otros vehículos de su categoría y para que no se haga apología de una velocidad excesiva.

 

Mas información en este enlace

 

Para más información (medios de comunicación): Teléfono: 91 722 60 61 – prensa@ocu.org  www.ocu.org

 

 

OCU es una organización sin ánimo de lucro e independiente, gracias el apoyo de sus más de 250.000 socios. Como organización de usuarios, OCU tiene como objetivo contribuir e influenciar, para conseguir el bienestar común de todos los usuarios en España, con transparencia y ofreciendo contenidos e informaciones cercanas y útiles que hacen posible que los usuarios se enfrenten a la contratación de servicios y adquisición de productos bien informados.