Desde OCU deseamos informarte que nuestra página web utiliza cookies propias y de terceros para medir y analizar la navegación de nuestros usuarios con el fin de poder ofrecerte productos y servicios de tu interés. Mediante el uso de nuestro sitio web aceptas esta Política y consientes el uso de cookies. Puedes cambiar la configuración u obtener más información consultando aquí.

Salud

OCU pone en marcha acciones para defender a los afectados por la listeriosis

23 ago 2019
  • Los consumidores afectados por la intoxicación tienen derecho a una indemnización por los daños sufridos
  • OCU recomienda pedir un informe médico detallado y recabar los justificantes de los gastos o perjuicios ocasionados por la enfermedad

Según las últimas cifras oficiales son ya más de 186 los afectados y otros 500 sospechosos pendientes de confirmar, por el brote de listeriosis ocasionado provocado por los productos fabricados por la empresa Magrudis de Sevilla, una cifra que previsiblemente seguirá aumentado en los próximos días. OCU pone en marcha una acción para ayudar a los consumidores que han sufrido las consecuencias de la intoxicación a reclamar y recibir la indemnización a la que tienen derecho.

 

OCU recuerda que es un derecho básico de los consumidores la indemnización de los daños y reparación de los perjuicios sufridos. Todas las personas que han resultado intoxicadas por listeria por ingesta de carne mechada de la marca “La Mechá”, fabricada por la empresa Magrudis, S.L. están legitimados para reclamar. Para llevar a cabo esta reclamación los afectados necesitan de la siguiente documentación:

 

  • Informe médico
  • Justificante de compra o de consumo de la carne (ticket de compra o de restaurante)
  • Hoja de reclamaciones presentada ante el establecimiento donde adquirió o consumió el producto
  • Acreditación de los daños materiales/perjuicios sufridos (pérdida de vacaciones, horas de trabajo, etc.)
  • A efectos de daños morales, escrito breve donde narre su caso particular.

 

Con esta documentación los consumidores podrán presentar una demanda individual de reclamación de cantidad, solicitando una indemnización de daños personales, a los que se podrá añadir, dependiendo de los casos, daños materiales y/o morales. Las cuantías de las indemnizaciones dependerán de los daños personales sufridos por cada afectado y de los daños materiales y morales que se puedan acreditar. Para los daños personales y morales se utilizará el baremo para accidentes de tráfico.

 

A través de las acciones administrativas y penales, se depurarán las correspondientes responsabilidades a los infractores y causantes de estos hechos, si bien, los consumidores no se ven resarcidos de manera directa por el daño que se les ha ocasionado.  En este sentido, OCU pide a las distintas Administraciones que de forma transparente aporten información acerca de su actuación durante la crisis y sobre todo de las inspecciones sanitarias realizadas a las instalaciones de la empresa.

 

OCU recuerda que hace un año solicito al Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social, que cambiase la normativa para que los resultados de las inspecciones de los establecimientos que venden comida al público (supermercados, bares, restaurantes, etc.) sean de dominio y acceso público, como forma de garantizar que los consumidores puedan conocer el estado higiénico y el grado de cumplimiento de la normativa de los establecimientos que visitan o inspeccionan.

 

Para ayudar a los consumidores en este largo y tortuoso proceso OCU pone en marcha esta campaña, donde a través de su página web o del teléfono 91 300 91 55 los afectados por la intoxicación recibirán información de como reclamar y de la evolución del y novedades de este caso.

OCU es una organización sin ánimo de lucro e independiente, gracias el apoyo de sus más de 250.000 socios. Como organización de consumidores, OCU tiene como objetivo contribuir e influenciar, para conseguir el bienestar común de todos los consumidores en España, con trasparencia y ofreciendo contenidos e informaciones cercanas y útiles que hacen posible que los consumidores se enfrenten a la contratación de servicios y adquisición de productos bien informados.