Desde OCU deseamos informarte que nuestra página web utiliza cookies propias y de terceros para medir y analizar la navegación de nuestros usuarios con el fin de poder ofrecerte productos y servicios de tu interés. Mediante el uso de nuestro sitio web aceptas esta Política y consientes el uso de cookies. Puedes cambiar la configuración u obtener más información consultando aquí.

Entorno digital

La tasa Google muere antes de nacer

30 oct. 2014

El Congreso aprueba la Ley de Propiedad Intelectual sin tener en cuenta la sentencia del TJUE que reconoce que los agregadores de noticias no violan los derechos de autor de los dueños de esos contenidos

OK

Tras su paso por el senado hace dos semanas el Congreso de los Diputados acaba de aprobar la Ley de Propiedad Intelectual, una medida muy controvertida entre otras razones por la inclusión de la llamada Tasa Google.

La aprobación de la ley se produce precisamente unos días después de que se publicase una sentencia del TJUE señalando que "la puesta a disposición en un sitio web de una obra inserta en otro sitio web a través de un vínculo mediante la técnica de la "transclusión," tal como se utiliza en el litigio principal, no puede ser llamada "comunicación al público", en el sentido del artículo 3, apartado 1, de la Directiva 2001/29 relativa a la armonización de determinados aspectos de los derechos de autor y derechos afines a los derechos de autor en la sociedad de la información, "en la medida en que la obra en cuestión no se transfiere a un público nuevo o divulgada en un modo de técnica específica diferente de la comunicación original".

Por lo tanto se puede embeber en una web un contenido que previamente esté disponible en la Internet de forma libre y abierta sin que para ello haya que pedir permiso al titular de los derechos de autor de ese contenido. Y por supuesto, lo que vale para el todo (en este caso que comenta la sentencia se trata de un video en Youtube), vale para la parte, es decir, para los enlaces.

La sentencia del TJUE significa que el Congreso acaba de aprobar una medida como la tasa Google que será difícilmente exigible ante los tribunales. Desde OCU esperamos que se imponga la lógica y que finalmente los consumidores no se vean obligados a perder tiempo ni vean su derecho a la información cercenado por una medida cuya muerte prematura acaba de certificar la justicia europea.