Desde OCU deseamos informarte que nuestra página web utiliza cookies propias y de terceros para medir y analizar la navegación de nuestros usuarios con el fin de poder ofrecerte productos y servicios de tu interés. Mediante el uso de nuestro sitio web aceptas esta Política y consientes el uso de cookies. Puedes cambiar la configuración u obtener más información consultando aquí.

Derechos del consumidor

OCU se dirige a empresas de alquiler de vehículos para que cambien las cláusulas de combustible.

03 sep. 2014

Aunque se ven cambios en algunas empresas, siguen manteniéndose algunas prácticas que perjudican a los consumidores y afectan negativamente a la imagen de España como destino turístico.

OK

Continuando con nuestra campaña para acabar con las prácticas abusivas de algunas empresas de alquiler de coches, OCU se ha puesto en contacto con algunas de ellas para informarles de esta campaña y buscar que adapten sus políticas a la normativa española de defensa de los consumidores y usuarios.

Como se señala en las cartas que hemos enviado a Goldcar, Interrent y Firefly, aunque hemos comprobado que de forma reciente algunas empresas han mejorado sus políticas de combustible, nos sigue preocupando que en el caso de estas empresas no se indique claramente a los usuarios que reservan su coche de alquiler on line si hay cargos adicionales por combustible y si estos se tienen que abonar en el momento de recogida del vehículo.  

De forma paralela, estas empresas han sido también contactadas por la asociación británica de consumidores Which? para que cambien sus políticas de combustible y cumplan con la legislación británica de protección de los consumidores, al ser muchos de los clientes afectados turistas británicos que contratan on line el alquiler de un coche para sus vacaciones en España. Esta acción se enmarca dentro de la campaña conjunta que estamos llevando a cabo en OCU y en Which? y de cuyos pasos estamos informando a la Agencia Española de Consumo y Seguridad Alimentaria (AECOSAN) y a su homóloga británica la Competition and Market Authority (CMA).