Desde OCU deseamos informarte que nuestra página web utiliza cookies propias y de terceros para medir y analizar la navegación de nuestros usuarios con el fin de poder ofrecerte productos y servicios de tu interés. Mediante el uso de nuestro sitio web aceptas esta Política y consientes el uso de cookies. Puedes cambiar la configuración u obtener más información consultando aquí.

Salud

Carta abierta: Los medicamentos son salud, no industria

22 sep. 2014

La OCU envía una carta a distintas instituciones para evitar que las competencias sobre medicamentos en la Comisión Europea pasen de la cartera de Salud a la de Mercado Interior e Industria.

OK

Desde OCU hemos enviado la siguiente carta a diferentes instituciones españolas, desde la ministra de Sanidad a la directora de la Agencia Española del Medicamento y Productos Sanitarios, pasando por los parlamentarios en la comisión de sanidad tanto del Congreso de los Diputados como del Parlamento Europeo, para evitar que se haga realidad el plan del Presidente Junker de pasar las competencias sobre medicamentos y productos farmacéuticos desde e departamento de Salud al departamento de Mercado Interior, Industria, Emprendiduria  Pymes. Entendemos que la los intereses del mercado no pueden estar por encima de los de la salud, or ello nos oponemos firmemente a los planes del nuevo Presidente de la Comisión Europea por ser un paso atrás en la política seguida hasta hasta el momento.  

Nos dirigimos a usted con el objeto de mostrar nuestra profunda preocupación por el anuncio del nuevo Presidente de la Comisión Europea, el Sr. Junker, de su intención de trasladar las competencias en materia de medicamentos desde la Comisaria de Salud y Seguridad Alimentaria a la Comisaria de Mercado Interior, Industria, Emprendiduría y Pymes.

La crisis económica, el envejecimiento de la población, los avances tecnológicos y las nuevas amenazas para la salud suponen un desafío a la sostenibilidad de los sistemas sanitarios europeos y las desigualdades en materia sanitaria entre los Estados miembros de la UE, e incluso dentro de ellos, están aumentando.

La Comisión Europea, como guardiana de los Tratados, tiene un papel importante que desempeñar para "garantizar un alto nivel de protección de la salud humana". Esto requiere una visión inquebrantable y una formulación de políticas de salud pública consistentes y coherentes.

Los ciudadanos europeos tienen el derecho a tratamientos de alta calidad, seguros, asequibles y eficaces. Y desde nuestro punto de vista los productos farmacéuticos y dispositivos médicos no son y no deben ser tratados como cualquier otro producto del mercado interior, pues están destinados a salvaguardar la salud de las personas.

El principal impulso de las políticas comunitarias sobre productos farmacéuticos y tecnologías de la salud debe ser la promoción y la protección de la salud. Sin embargo la Comisaría de Mercado Interior, Industria, Emprendiduría y Pymes tiene como mandato la promoción de la competitividad de la industria y la economía europea. Un cambio desde la Comisaria de Salud y Seguridad Alimentaria a esta última ofrecería a los consumidores europeos una señal de que los intereses económicos se anteponen a los de su salud.

En 2009, las competencias sobre medicamentos y dispositivos médicos se trasladaron hacia la Comisaria de Salud con el fin de armonizar la gestión farmacéutica dentro de los Estados miembros y facilitar la preparación para casos de emergencia. El cambio anunciado por el Presidente Junker ahora carece de toda justificación y representa un gran paso hacia atrás.

Le pedimos que desde el departamento que usted dirige se muestre un liderazgo audaz a la hora de poner los intereses de la salud por encima de los intereses económicos y se hagan los esfuerzos necesarios para que el Presidente de la Comisión Europea  reconsidere esta decisión y se garantice que los medicamentos y los productos farmacéuticos se mantienen donde deben estar, es decir, en la cartera de salud.