Desde OCU deseamos informarte que nuestra página web utiliza cookies propias y de terceros para medir y analizar la navegación de nuestros usuarios con el fin de poder ofrecerte productos y servicios de tu interés. Mediante el uso de nuestro sitio web aceptas esta Política y consientes el uso de cookies. Puedes cambiar la configuración u obtener más información consultando aquí.

Movilidad

OCU recuerda las claves para elegir el mejor equipaje de cabina y evitar costes extras

12 jul. 2019
  • La Organización de Consumidores y Usuarios recomienda que la maleta de cabina sea ligera, con ocho ruedas giratorias, asa de doble barra, pestillo o cremalleras reforzadas para el cierre y, sobre todo, que se adapte a las medidas de las compañías aéreas

La maleta es imprescindible en un viaje. Muchas veces, el viaje es corto, y las personas prefieren ir ligeras o aprovechar las ofertas de las aerolíneas de bajo coste. En estas ocasiones, el equipaje de cabina se convierte en la alternativa perfecta. Para elegir la mejor opción, la Organización de Consumidores y Usuarios recomienda tener en cuenta los siguientes consejos:

1. Tener en cuenta lo que se quiere transportar y cómo: la opción más básica es una bolsa con ruedas, que sirve para transportar cosas que no exijan mucha protección, pero también hay otras opciones como la tradicional mochila de ruedas, la maleta semirrígida con bolsillos exteriores, la maleta rígida o el maletín, que está recomendado para viajes de trabajo.

2. Comprobar las dimensiones de la maleta: a partir de la maleta de dimensiones mínimas, que está a la venta y que vale para todas las compañías (55 x 35 x 20), existen dos medidas de referencia que son las más comunes: 55 x 40 x 20 (entre ellas Vueling) y 55 x 35 x 25 (Air France, Alitalia, Air Europa, entre otras). Iberia y el grupo British admiten la maleta de cabina más grande (56 x 45 x 25), y también se encuentra a la venta. Algunas como Ryanair, solo permite subir gratis al avión una bolsa que quepa bajo el asiento delantero (un equipaje de 40 x 20 x 25). Pagando un suplemento de entre 6 y 12 euros admite llevar, además, una maleta de cabina de 55 x 40 x 20, siempre y cuando se haya contratado esta opción con el billete. En caso contrario, se puede pagar en el mostrador 10 euros para llevar esa maleta de cabina en bodega.

3. El peso: Los 10 kg admitidos por Air Europa, Norwegian, Finnair, Vueling y Ryanair (desde enero 2018 Ryanair en principio solo permite llevar la maleta en cabina pagando el “embarque prioritario”), aumentan hasta 12 kilos en Air France, y hasta 23 kg en British. También hay compañías como Swiss Air, Alitalia, Finnair, Turkish y Lufthansa que permiten 8 kilos y otras que admiten aún menos como Emirates y Qatar, solo 7 kilos. El requisito de Iberia es poder levantar la maleta sin ayuda. 

4. El material: las textiles son las que menos pesan, y entre las rígidas, el policarbonato es el material plástico más ligero y sensible. Además, estas maletas suelen llevar cierres de cremallera y a veces tienen una segunda cremallera que añade algo de profundidad y volumen interno, aunque si se abre la expansión, puede que ya no se cumplan las medidas máximas de cabina. 

5. Con doble barra y asa telescópica: la doble barra debe estar bien fijada con tornillos, que el agarre sea cómodo y el plástico resistente.  La empuñadura de doble barra tradicional con asa telescópica es la solución mejor y más cómoda para tirar de la maleta. La barra única es más incómoda porque tienen más tendencia a balancearse.

6. Las ruedas: El trolley tradicional tiene dos ruedas fijas. El spinner tiene 4 ruedas giratorias, lo que les permite cambiar de dirección. Y el spinner doble tiene 8 ruedas, dos en cada esquina, lo que hace que tirar de él sea más estable en superficies irregulares que el spinner sencillo. Se deben evitar las ruedas con revestimiento de goma, ya que se desgasta muy rápido.

7. Los detalles: para evitar problemas en caso de rotura, es importante que se puedan arreglar los elementos vitales como las asas, los cierres o las ruedas. Algunas tienen un forro interior que se puede abrir y cerrar, pensado para poder acceder a las ruedas y al asa en caso de necesitar arreglarlas o sustituirlas.

8. El cierre: la cremallera es el cierre más utilizado, pero es fácil forzarla, aunque tenga candado o cierre de combinación; los pestillos o las cremalleras reforzadas aportan algo más de firmeza.

Más información y consejos sobre cómo hacer la maleta en este enlace 

Para más información (medios de comunicación): Eva Jiménez Tfno.: 91 722 60 61 - ejimenez@ocu.orgwww.ocu.org

OCU es una organización sin ánimo de lucro e independiente, gracias el apoyo de sus más de 300.000 socios. Como organización de consumidores, OCU tiene como objetivo contribuir e influenciar, para conseguir el bienestar común de todos los consumidores en España, con trasparencia y ofreciendo contenidos e informaciones cercanas y útiles que hacen posible que los consumidores se enfrenten a la contratación de servicios y adquisición de productos bien informados.