Desde OCU deseamos informarte que nuestra página web utiliza cookies propias y de terceros para medir y analizar la navegación de nuestros usuarios con el fin de poder ofrecerte productos y servicios de tu interés. Mediante el uso de nuestro sitio web aceptas esta Política y consientes el uso de cookies. Puedes cambiar la configuración u obtener más información consultando aquí.

Competencia

Normativa sobre Neutralidad de Red, OCU pide respeto a la libertad de los consumidores en internet

31 ago. 2016

El pasado 25 de agosto se aprobaron las últimas modificaciones de la nueva normativa sobre neutralidad de la red en la Unión Europea que regula el acceso a internet buscando el acceso libre y neutral. Esta regulación añade no obstante una serie de limitaciones o excepciones que preocupan a OCU como es la posibilidad de que las compañías de telecomunicaciones puedan limitar el acceso de los usuarios a la red para cumplir con una orden judicial, por temas de seguridad o para evitar o mitigar “congestiones”.

Lo que en la práctica implica que en determinadas circunstancias las empresas de telecomunicaciones podrían controlar el tráfico en internet, algo muy controvertido según OCU. La normativa europea establece que estas situaciones se deben reportar y deben responder a unos parámetros de calidad determinados para evitar que sucedan abusos. Habrá que ver cómo se justifican las congestiones y el número de ellas que tenga cada operador, OCU entiende que necesariamente deberan ser datos públicos y transparentes.

En opinión de OCU es necesario mantener la neutralidad de la red para proteger la identidad y el carácter abierto con el que nació internet, por ello se debe evitar que se establezcan limitaciones al uso de internet y con las mayores garantías. Para garantizar una oferta adecuada de bienes y servicios, a nivel global cualquier empresa tiene que poder darse a conocer y vender sus productos o servicios sin preocuparse por el operador que usen sus potenciales clientes. Los consumidores podrán de esta forma elegir el contenido o las aplicaciones online que deseen sin que su funcionamiento y rapidez vea priorizado o afectado por las operadoras de telecomunicaciones. Para OCU es fundamental que las compañías de telecomunicaciones no se conviertan en “guardianes” del acceso a internet ni que puedan decidir a qué contenidos online pueden acceder o no los consumidores.

Para OCU otro aspecto crítico que afectará a los consumidores es la denominada “cuota cero o zero rating”, a partir de la aplicación de esta directiva esta práctica, ahora común en el mercado, estará prohibida. En la actualidad, el consumo de datos al usar algunas aplicaciones como pueden ser las propias de los operadores o Whatsapp no se contabiliza una vez superado el límite de datos de la tarifa de determinados operadores. Al eliminar esta posiblidad puede implicar en la práctica un mayor consumo por parte de los consumidores y posiblemente facturas más elevadas. Pese a que a priori pueda parecer una medida que penaliza a los consumidores, para OCU favorece la competencia y no limita la entrada de nuevas aplicaciones o competidores en el mercado, por lo que a la larga puede resultar beneficioso para los consumidores.

OCU espera que las compañías de telecomunicaciones en España respeten las limitaciones y reglas que regulan la neutralidad de la red garantizando el derecho de los consumidores para elegir.