Desde OCU deseamos informarte que nuestra página web utiliza cookies propias y de terceros para medir y analizar la navegación de nuestros usuarios con el fin de poder ofrecerte productos y servicios de tu interés. Mediante el uso de nuestro sitio web aceptas esta Política y consientes el uso de cookies. Puedes cambiar la configuración u obtener más información consultando aquí.

Rebajas de verano: OCU considera que la inflación acumulada impulsará las compras

27 jun. 2022

 

  • La inflación acumulada en los últimos meses ha provocado que un 29% de los consumidores hayan dejado de comprar ropa o retrasado su compra.
  • Para las economías domésticas más vulnerables, las rebajas representan una oportunidad para aprovechar los descuentos en ropa y calzado.
  • OCU recuerda que se reducen los precios, no los derechos: las garantías de un producto rebajado son las mismas que las de uno no rebajado.

La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) recuerda que un 29% de las familias, las más vulnerables, han dejado de comprar ropa o han retrasado su compra como consecuencia de la inflación acumulada durante los últimos meses. Un hecho que, según OCU, impulsará las compras aprovechando las rebajas de verano, que han comenzado ya en la mayor parte de las tiendas e hipermercados.

 

La organización considera que el periodo de rebajas es un buen momento para tratar de adelantar algunas compras de ropa y calzado de los menores de cada al próximo curso escolar. Aunque recuerda que esta partida es una de las que menos ha subido sus precios en los últimos doce meses: apenas un 1,7% frente al 8,7% general.

 

En cualquier caso, OCU recuerda que en rebajas se reducen los precios, no los derechos: las garantías de un producto con descuento son las mismas que las de uno no rebajado. No obstante, ofrece cinco consejos básicos.

 

OCU recuerda además cinco consejos básicos:

 

1- Hacer listas de lo que se necesita. Es recomendable pensar lo que hace falta antes de salir de tiendas y elaborar una lista para evitar compras impulsivas.

 

2. Comprobar que junto al precio rebajado aparece el precio antiguo. Dicho producto debe haber formado parte de la oferta habitual de la tienda durante al menos un mes (y si tuvo varios precios, el menor será el de referencia).

 

3. Preguntar si hay condiciones especiales. Las tiendas físicas no están obligadas a admitir una devolución, salvo que haya un defecto o una tara; y aun admitiéndola, el reembolso podría no ser en efectivo, sino en una tarjeta o vale canjeable. Por el contrario, en las compras online existe un periodo legal de desistimiento de 14 días durante el cual no hace falta justificar el motivo de la devolución.

 

4. Priorizar comercios adheridos al sistema arbitral de consumo: los problemas se resuelven de una manera más rápida y gratuita.

 

5. Y conservar siempre el tique o factura simplificada de la compra; es vital para poder reclamar posteriormente. Por cierto, todos los establecimientos deben contar con hojas de reclamaciones a disposición de sus clientes.

 

Más información en este enlace.

 

Esta información ha sido elaborada por un equipo de ingenieros, economistas, abogados, estadísticos, editores y diseñadores de OCU que, en colaboración con laboratorios independientes, analizan desde 1975 los principales productos y servicios de consumo. Su trabajo se sustenta en los principios de ahorro, calidad, eficiencia y sostenibilidad, pero sobre todo en la independencia que le proporcionan sus más de 200.000 socios activos.

 

 

Para más información (medios de comunicación) Teléfono: 91 722 60 61 www.ocu.org  prensa@ocu.org