Desde OCU deseamos informarte que nuestra página web utiliza cookies propias y de terceros para medir y analizar la navegación de nuestros usuarios con el fin de poder ofrecerte productos y servicios de tu interés. Mediante el uso de nuestro sitio web aceptas esta Política y consientes el uso de cookies. Puedes cambiar la configuración u obtener más información consultando aquí.

Bollería, galletas y cereales ultra procesados, ¿un desayuno saludable? #Nocuela

09 oct. 2020
  • La bollería industrial, los cacaos solubles y gran parte de los cereales de desayuno y las galletas son alimentos ultra procesados ricos en grasas, azúcares, sal y aditivos. Solo deberían consumirse de forma esporádica, nunca constituir la base del desayuno o de cualquier otra comida
  • OCU denuncia la publicidad engañosa de los productos ultra procesados “especiales para el desayuno”. Y pone a disposición de los consumidores su app OCU Market para conocer su composición nutricional de forma rápida y sencilla
  • A pesar de lo que la industria alimentaria nos quiere dar a entender, el desayuno no es más importante que las demás ingestas del día. Igual que en ellas, el menú debe ser variado y rico en productos frescos y de origen vegetal; los ultra procesados tienen que ser la excepción y no la norma

¿Por qué damos una y otro vez a nuestros hijos bollos, galletas, cereales o cacaos solubles para desayunar? Existe la dudosa creencia, promovida por la industria alimentaria, de que esta comida es la más importante del día y de que debe ser rica en hidratos de carbono procedentes de harinas refinadas, como lo son la mayor parte de los desayunos industriales que se anuncian en la tele. Sin embargo, tal y como denuncia la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU), estos desayunos tienen poco de saludables: en su mayor parte son alimentos ultraprocesados ricos en grasas, azúcares, sal y aditivos que sólo deberían consumirse de forma esporádica.

 

Por desgracia, es difícil sustraerse a una publicidad que utiliza hábilmente muñecos, colores y canciones pegadizas para atraer a los más pequeños, o que adjunta en el envase fotos de alimentos tan saludables como inexistentes en el producto (leche, frutas, etc). Aunque distinguir un producto ultra procesado no debería resultar demasiado complicado. Bastaría con comprobar en el etiquetado la presencia de tres o más ingredientes, acompañada de una larga lista de aditivos. O, más fácil aún, escanearlo con una app desarrollada por OCU, como es OCU Market, que informa, entre otras cosas, sobre su valoración nutricional y su grado de procesado (clasificación NOVA).

 

Ahora bien, tan importante como identificar y limitar la ingesta de alimentos   ultra procesados, lo es modificar ciertos hábitos alimentarios. El desayuno no tiene por qué ser una comida monótona y especialmente energética. Igual que cualquier otra, debería ser una comida variada y rica en productos frescos y de origen vegetal. Pruebe a darle a su hijo para desayunar una tostada de pan integral con aceite y tomate, con aguacate y queso o, simplemente, con un trozo de melva en aceite. Eso sí, tómela usted también, e insístale en que la pruebe, porque el propio ejemplo es la mejor herramienta educativa de la que disponen los padres.

 

Más información sobre este tema en:

https://www.ocu.org/alimentacion/comer-bien/consejos/desayuno-saludable

https://www.ocu.org/alimentacion/comer-bien/noticias/nutriscore-critica-industria

https://www.ocu.org/alimentacion/comer-bien/noticias/alimentos-procesados-nova

 

image

 

NoCuela” es una iniciativa de OCU destinada a desmentir informaciones o creencias falsas. ¿Tienes dudas con alguna información? ¿Has visto o leído algo que te parece falso? Compártelo con nosotros a través del hashtag #NoCuela y del correo electrónico nocuela@ocu.org

 

 

 

 

Para más información (medios de comunicación):

Teléfono: 91 722 60 61 – prensa@ocu.org www.ocu.org