Desde OCU deseamos informarte que nuestra página web utiliza cookies propias y de terceros para medir y analizar la navegación de nuestros usuarios con el fin de poder ofrecerte productos y servicios de tu interés. Mediante el uso de nuestro sitio web aceptas esta Política y consientes el uso de cookies. Puedes cambiar la configuración u obtener más información consultando aquí.

Movilidad, consumo sostenible y RSE

La mitad de los españoles asumiría cambios en los envases para reducir el plástico, según OCU

23 oct 2018
  • Según un estudio de la Organización de Consumidores, los aspectos ambientales influyen en la decisión de compra de los españoles, pero no son decisivos. Siguen primando la calidad y el precio
  • Más de la mitad de los españoles escogería un envoltorio de plástico biodegradable si le fuera posible en productos cotidianos y el 71% aceptaría pagar un poco más por ello
  • El 43% de los consumidores dice encontrarse con mucha frecuencia con embalajes innecesarios y para más de la mitad es habitual que les ofrezcan un envase demasiado grande para el tamaño del producto
  • El 69% de los españoles asegura separar los residuos plásticos de forma sistemática en casa, frente a un 8% que nunca lo hace. El resto confiesa que, aunque sí separa, no lo hace de manera muy estricta
  • Solo un 30% de los entrevistados se consideran bien informados sobre las consecuencias del uso del plástico y aún menos conocen bien las polítcias nacionales y comunitarias al respecto 

 

La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) ha realizado una encuesta a 1.219 españoles de 18 a 74 años para conocer hasta qué punto los consumidores están implicados en el reciclaje y conocer los hábitos y las percepciones que tienen sobre los envases de plástico.

La encuesta de OCU se enmarca en el Proyecto de Investigación Europeo CIRC-PACK, financiado por la Comisión Europea y cuyo objetivo es contribuir a desarrollar una cadena de producción de plásticos más sostenible, menos dependiente de los combustibles fósiles y más orientada hacia una economía circular.

El aspecto medioambiental influye, pero no es decisivo

De entre los 6 países europeos que han participado en este estudio (Bélgica, Italia, Portugal, Croacia y Turquía), España es uno de los que cuenta con una mayor conciencia del gran impacto que tienen los residuos domésticos en el entorno: el 92% de los encuestados reconoce que los plásticos son un problema para el planeta y el 82% cree que es importante un buen comportamiento desde el punto de vista ecológico.

Pero a pesar de estos datos, según OCU, el aspecto ambiental no es el criterio principal por el que los consumidores españoles se rigen cuando van a comprar productos envasados como comida, detergentes o productos de higiene. La reciclabilidad, la posible reutilización y la ausencia de sustancias contaminantes influyen en la decisión de compra, pero solo moderadamente. Siguen primando la calidad y precio.

Demasiado plástico innecesario

Sobre el uso de envases plásticos de productos domésticos, la encuesta revela que el 11de los españoles evita siempre comprar o usar productos con contenido plástico y un 8% no compra productos que estén envueltos en él.

Además, un 43% dice encontrarse con mucha frecuencia con embalajes innecesarios y para más de la mitad es habitual que les ofrezcan un envase demasiado grande para el tamaño del producto. 

En cuanto a la separación de residuos, el 69% de los españoles asegura separar los residuos plásticos de forma sistemática en casa, frente a un 8% que nunca lo hace. El resto, un 23%, confiesa que, aunque sí separa, no lo hace de manera muy estricta.

Entre los motivos más frecuentes para no separar residuos domésticos o de no hacerlo mejor, está el de tener que disponer de demasiados contenedores específicos en casa y que los puntos de entrega colocados en la calle se encuentran lejos de la vivienda. 

¿Qué bolsas preferimos usar?

Otro aspecto relevante que se desprende de esta encuesta de OCU está relacionado con el uso de las bolsas de plástico que se ofrecen al hacer la compra diaria. Según los resultados, seis de cada 10 españoles llevan las bolsas de casa (de anteriores compras, de tela…) y solo un 13% dice no usar bolsas de ningún tipo.

Además, al 60% de los consumidores nunca les han ofrecido usar bolsas biodegradables (tampoco de materiales biológicos), a pesar de que un 82% de los encuestados estaría dispuesto a pagar más por usarlas (solo el 19% pagaría más de 10 céntimos).

Dispuestos a asumir cambios, pero falta información

Sobre la opinión de los nuevos materiales plásticos, la encuesta revela que muchos consumidores estarían dispuestos a asumir cambios, aunque no por igual en todos los productos. Por ejemplo, un 58% de los encuestados optaría por plástico biodegradable para las cápsulas de café, mientras que para productos de higiene como el champú se reduce al 37%.

La encuesta revela también que más de la mitad de los españoles escogería un envoltorio de plástico biodegradable en productos cotidianos si le fuera posible y el 71% aceptaría pagar un poco más por ellos.

Sin embargo, la información sobre estos nuevos materiales derivados del plástico, sus ventajas y diferencias es todavía insuficiente. De hecho, el 49% de los encuestados declara que le faltan datos y un 39% se siente solo informado parcialmente.

En este sentido, según OCU, la información sobre las características y las ventajas sostenibles parece clave para el éxito de su implantación y, por lo tanto, del avance en la solución del problema de los plásticos. Si embargo, solo un 30% de los entrevistados está bien informado sobre las consecuencias del uso del plástico y aun es menor el número de ellos que conocen bien en qué consisten las políticas nacionales y comunitarias al respecto.

El cambio, una responsabilidad de todos

Ante los resultados de esta encuesta, OCU cree que los ciudadanos españoles se inclinan mayoritariamente hacia un cambio en materia de reciclaje y cuidado del medio ambiente. Además, la Organización considera que es posible tomar sencillas medidas en el día a día para evitar el consumo masivo de plástico, como adquirir productos a granel o evitar productos plásticos de vida muy corta como pajitas, vasos y platos de plástico, toallitas, bastoncillos, etc.

Además, OCU cree que hay medidas importantes que dependen, por un lado, de la voluntad de los poderes públicos (fomentar el uso de materiales reciclados, reducir los plásticos que acaban en vertederos o potenciar la economía circular) y, por otro, de los fabricantes para que se impliquen desde el ecodiseño para luchar contra un material que amenaza con asfixiar el plantea.

Más información en este enlace: https://www.ocu.org/consumo-familia/consumo-colaborativo/noticias/residuos-envases-de-plastico   

 Este proyecto ha recibido financiación del programa de investigación e innovación Horizonte 2020 de la Unión Europea en virtud del acuerdo nº730423. El editor es el único responsable de cualquier error u omisión. El contenido no representa necesariamente la opinión de la Comisión Europea y ésta tampoco es responsable del uso que pueda hacerse de las informaciones aquí publicadas.

Para más información (medios de comunicación) Eva Jiménez Tfno. 917226061 prensa@ocu.org

OCU es una organización sin ánimo de lucro e independiente, gracias el apoyo de sus más de 250.000 socios. Como organización de usuarios, OCU tiene como objetivo contribuir e influenciar, para conseguir el bienestar común de todos los usuarios en España, con trasparencia y ofreciendo contenidos e informaciones cercanas y útiles que hacen posible que los usuarios se enfrenten a la contratación de servicios y adquisición de productos bien informados.