Los sitios de OCU
Noticias

Alkolator: inútil ¡y peligroso!

24 noviembre 2011
Alkolator: inútil ¡y peligroso!

Hace meses denunciamos las mentiras de Alkolator, un producto milagroso que presumía de rebajar la tasa de alcohol. Ahora lo hemos probado, alcoholímetro policial incluido: no sólo es otro producto milagro más, inútil y “sacacuartos”, sino que además es peligroso.

Hay empresas que ponen en peligro a sus clientes con tal de sacarles el dinero. Una de ellas es la inventora de Alkolator, un suplemento alimenticio que pretende bajar la tasa de alcohol en sangre y ser un "gran amigo de la seguridad vial". Lo venimos denunciando hace meses: ahora lo hemos probado en una situación real.

Ambigüedad y mensajes falsos

La publicidad de Alkolator usa un lenguaje ambiguo: dice que es muy aconsejable no conducir cuando se bebe, pero insiste en vincular la utilidad de su producto a la conducción. En su cambiante página web, los mensajes más osados se moderan pero son sustituidos por otros despropósitos.

Entre sus novedades, te propone usar una calculadora de alcoholemia. Si dices ser una mujer de 65 kilos de peso que bebe seis copas de vino en el espacio de media hora, el diagnóstico no se hace esperar: si no has tomado Alkolator tu estado es constitutivo de una infracción muy grave penada con multa económica, pérdida de puntos, retirada temporal del carné e inmovilización del vehículo; sin embargo, según la calculadora, si tomas Alkolator, te encontrarás en un estado "apto para conducir". Por si las moscas, el fabricante de Alkolator dice no ser "responsable de los posibles perjuicios ocasionados por la interpretación y el uso de la información" incluida en su web.

Probamos Alkolator ante la policía

OCU solicitó la colaboración de la policía municipal de Madrid para hacer una medición controlada de la tasa de alcohol en sangre en un individuo que se comportó de igual modo, en dos días diferentes: comió lo mismo, a las mismas horas e ingirió la misma cantidad de alcohol (seis copas de vino blanco, para ser exactos). La única diferencia es que un día tomó Alkolator según la pauta dada en la etiqueta del envase y el otro, no.

La policía fue tomando medidas de la tasa de alcohol a intervalos, usando para ello un etilómetro de gran precisión, de los que emplea cuando se produce un accidente de tráfico. Así se construyó una curva que muestra la elevación de la tasa de alcohol y su posterior declive, a medida que el organismo metaboliza el alcohol. Pues bien, la curva con y sin Alkolator fue prácticamente idéntica, aunque con Alkolator algunas medidas dieron valores ligeramente superiores. Dicho de otro modo: en esta prueba el Alkolator se demostró absolutamente inútil.

Como siempre con los productos milagro, hacemos nuestra crítica a Alkolator en este vídeo
Otros productos milagro criticados por la OCU:

 

 


Al servicio de 345.000 socios.