Desde OCU deseamos informarte que nuestra página web utiliza cookies propias y de terceros para medir y analizar la navegación de nuestros usuarios con el fin de poder ofrecerte productos y servicios de tu interés. Mediante el uso de nuestro sitio web aceptas esta Política y consientes el uso de cookies. Puedes cambiar la configuración u obtener más información consultando aquí.

Derechos del consumidor

OCU critica la dejación de funciones del Ministerio de Industria en el caso Volkswagen

11 mar 2016

Para OCU el papel del Ministerio ante el escándalo de las emisiones revela poco interés por los derechos de los consumidores

OK

Las declaraciones del director general de Industria y de la Pyme, Víctor Audera, asegurando que desde el Gobierno no se plantean pedir a Volkswagen la devolución de impuesto de matriculación o de las ayudas del Plan PIVE sin dar datos sobre las desviaciones reales en las emisiones de CO2, en opinión de OCU, muestran una clara falta de interés por parte del Ministerio de Industria por defender a los consumidores ante el engaño reconocido por el fabricante alemán.

Estas declaraciones se hicieron ayer coincidiendo con el anuncio por parte de OCU de que se iniciará el procedimiento para plantear una acción colectiva contra el Grupo Volkswagen-Audi en España solicitando la reparación a los afectados por los perjuicios que este escándalo les está suponiendo.

Desde OCU se subraya que las declaraciones del director general de industria sobre el procedimiento de reparación de los vehículos afectados revelan que  el propio ministerio carece de la información exacta sobre cómo y cuándo se va a proceder a solucionar el problema. Hay que recordar que en el caso de Seat es el Ministerio de Industria el competente para  homologar los planes de actuación que permitan arreglar los motores afectados, un plan de actuación que el director general dijo ayer que seguían esperando, mientras que desde la propia Seat, según aparece hoy en varios medios, se afirmaba que desde el 1 de febrero dicha documentación había sido ya enviada a las autoridades españolas. De ser esto cierto es evidente que o bien el propio ministerio de industria está desinformado o bien el calendario de reparaciones anunciado por Seat carece de toda credibilidad.

Por otro lado las afirmaciones apuntando a que el procedimiento de reparación para los vehículos de la marca Volkswagen había sido ya aprobado por la KBA alemana y que ya se habían iniciado las reparaciones en España ocultan que, por el momento, estas reparaciones solo atañen al modelo Amarok del fabricante alemán, sin que el resto de modelos afectados de esta marca hayan sido aún llamados a reparar y no estando claro siquiera que el procedimiento de homologación de los mismos haya sido aún autorizado.

La Organización de Consumidores y Usuarios critica que el Ministerio de Industria se preste a una política de opacidad informativa como la que llevan sufriendo los consumidores españoles, e insta a las autoridades a proporcionar información completa, cierta y suficiente para despejar las muchas dudas que sigue teniendo los consumidores afectados y reducir en lo posible la intranquilidad provocada por el escándalo de las emisiones.