Desde OCU deseamos informarte que nuestra página web utiliza cookies propias y de terceros para medir y analizar la navegación de nuestros usuarios con el fin de poder ofrecerte productos y servicios de tu interés. Mediante el uso de nuestro sitio web aceptas esta Política y consientes el uso de cookies. Puedes cambiar la configuración u obtener más información consultando aquí.

España por detrás de Francia e Italia en la lucha contra el desperdicio de comida

21 mar 2016

OCU exige una ley para paliar el desperdicio de alimentos

OK
Italia, siguiendo el ejemplo de Francia, ha iniciado un Proyecto de Ley para evitar el desperdicio de alimentos. Sería el segundo país en Europa que toma medidas sobre un problema cada vez más acuciante y de triste actualidad.

Al contrario de sus homólogos franceses, la propuesta de ley italiana no penaliza con multas a supermercados y grandes superficies, sino que incentiva a las empresas que quieran donar los excedentes de sus productos o aquellos próximos a caducar, vía reducciones en el impuesto de basuras. Ésta no es la única medida, también se transforma la norma de seguridad para que se permitan donaciones de productos que hayan superado la fecha de consumo preferente pero aún estén en buenas condiciones para su consumo. Se permite también a bancos de alimentos y ONGs acudir a las zonas de cultivo para recoger los excedentes tras la cosecha contando con el permiso de los propietarios.

OCU opina que con esta serie de medidas Italia marca un ejemplo a seguir y afronta este problema de forma global. Con estos cambios legislativos se facilita y se anima a cualquier negocio independientemente de su tamaño (bares, agricultores, supermercados, restaurantes, pequeñas tiendas de alimentación) a que contribuya con la sociedad y  además pueda dar una salida más digna a los alimentos que puedan donar.

Los datos acerca del desperdicio de comida son alarmantes. Entre un 30-50% de los alimentos comestibles acaban desechados. Según la Comisión Europea España es el séptimo país europeo que más comida desperdicia después de Reino Unido, Alemania, Holanda, Francia, Polonia e Italia.

Para la Organización de Consumidores y Usuarios España no debe quedarse atrás en la lucha contra el desperdicio de alimentos y debe responder a este problema social creando un marco jurídico en el que los diferentes actores puedan aprovechar mejor los recursos y contribuir a reducir el desperdicio de comida.

En este sentido OCU lanzó el pasado 15 de Marzo la campaña “No Tires la Comida” contra el desperdicio alimentario www.ocu.org/movilizate/no-tires-la-comida donde pide el apoyo de los ciudadanos para pedir una ley que impida que la comida acabe en la basura.

OCU pide colaboración a todos los consumidores para lograr el mayor número de firmas posibles para impulsar su  propuesta ante los diferentes representantes sociales y la Administración. Para OCU esta regulación debe contemplar las siguientes medidas:
  • Establecer medidas para que todos y cada uno de los agentes implicados en la producción, transformación, distribución y comercialización de alimentos donen o cedan los alimentos que descarten a bancos de alimentos, alimentación animal o abonos, en este orden.
  • Prohibir prácticas que impliquen estropear los alimentos haciéndolos inservibles para su consumo.
  • Incentivar la donación mejorando los beneficios fiscales para aquellas donaciones de alimentos que tengan como destino bancos de alimentos, ONGs.
  • Exigir fechas de consumo preferente y de caducidad acordes a criterios de calidad y seguridad alimentaria, no en función de intereses económicos particulares.
  • Fomentar la reutilización y el reciclado de los productos alimenticios sobrantes que no puedan ser donados como tal. Priorizando en este orden su aprovechamiento: Transformación en otros productos, alimentación animal, compostaje o producción de biogas.