Desde OCU deseamos informarte que nuestra página web utiliza cookies propias y de terceros para medir y analizar la navegación de nuestros usuarios con el fin de poder ofrecerte productos y servicios de tu interés. Mediante el uso de nuestro sitio web aceptas esta Política y consientes el uso de cookies. Puedes cambiar la configuración u obtener más información consultando aquí.

Derechos del consumidor

OCU reivindica que los consumidores se beneficien del uso que las empresas hacen de sus datos

26 jul 2017

Ante la posibilidad de que iRobot comercialice con la información de nuestros hogares

Una vez más, las marcas aprovechan los datos de sus clientes para hacer negocio. La última en anunciar esta posibilidad ha sido iRobot, la compañía que fabrica los populares aspiradores Roomba, que ha comunicado que podrá vender a otras grandes compañías el plano de nuestro hogar. Esta información permitirá a otras empresas saber, por ejemplo, dónde y qué tipo de muebles tenemos en el salón o incluso qué espacios no ocupamos en nuestra cocina.

OCU ya ha advertido en anteriores ocasiones de la creciente tendencia por parte de las compañías y entidades financieras de recopilar y utilizar los datos de sus clientes, que no sólo los utilizan para el interés de su propio negocio, sino que comercializan con terceros, obteniendo así ingresos extra por la venta de esta información.  

Ante esta situación, OCU recuerda que los consumidores tienen derecho a tener el control absoluto de sus datos, que cada persona debe saber para qué se utilizan, cómo puede modificarlos, de qué manera puede cambiar su consentimiento, así como la posibilidad de acceder o recuperarlos fácilmente en cualquier momento para darle el uso que quiera.

En el caso de IRobot, a pesar de que la compañía ha afirmado que el uso de estos datos tendrá que estar autorizado por el usuario, OCU recuerda que esta petición debe presentarse de forma clara y explícita, no debiendo estar incluida en la aceptación de los términos y condiciones generales, que el usuario debe aceptar obligatoriamente para poder utilizar el producto. Estas condiciones suelen además estar incluidas en la letra pequeña, de difícil lectura para el usuario, que rara vez la lee y es consciente de lo que autoriza.

En esta misma línea, OCU recuerda que, en el caso de que el usuario no acepte compartir sus datos con el fabricante, debe hacer valer ese derecho sin ningún tipo de pérdida en la calidad de servicio que le ofrece la compañía.

Además, ante el creciente negocio que las empresas están haciendo con los datos de sus clientes, OCU reivindica que éstos deben recibir una compensación económica justa y proporcional de los beneficios que generan las compañías con el uso de los mismos.

OCU reconoce las ventajas que puede suponer la economía de datos y las oportunidades que puede ofrecer a los usuarios, pero considera que sólo es justo que las empresas ganen dinero con los datos de los consumidores si éstos reciben a cambio algún tipo de compensación.

Para ello, OCU tiene en  marcha la campaña de recogida de firmas Mis datos son míos, por la que,  en nombre y con el apoyo de los consumidores, pide a los principales agentes del mercado (multinacionales tecnológicas, operadores de telefonía, etc), que asuman el compromiso de compartir de forma justa los beneficios que obtienen gracias a tus datos.

Para más información (medios de comunicación) Eva Jiménez Tfno. 917226061 prensa@ocu.org